Detención de Puigdemont

Marlaska pide dejar a los tribunales europeos dialogar sobre el caso Puigdemont

El ministro del Interior asegura que ninguna autoridad española "de ningún tipo ni departamento" estaba presente en la detención de Puigdemont

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha insistido en que la orden europea de detención y entrega es un diálogo entre tribunales de la Unión Europea, "por lo que son estos los que tienen que dialogar entre ellos y dictar las resoluciones" conforme al caso del expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont, detenido en Cerdeña (Italia) y puesto en libertad este viernes.

Así lo ha señalado cuestionado por periodistas este sábado en Málaga, donde ha pedido dejar que los tribunales europeos "decidan y resuelvan, que es a los que les corresponde y procede, y los demás, a acatar las resoluciones que emitan esos tribunales".

De este modo, se ha ratificado en que ninguna autoridad española "de ningún tipo ni departamento" estaba presente en la detención de Puigdemont, "ni antes ni durante ni después", desmintiendo las palabras del abogado del expresidente catalán. Y ha vuelto a apuntar que, a su juicio, "todo ciudadano reclamado por la justicia española debe de comparecer ante esta".

El ministro del Interior tampoco ha querido valorar la resolución de la justicia italiana. "Yo no hago valoraciones de la resoluciones judiciales", ha dicho, al tiempo que ha recordado que se trata de una cuestión judicializada, en manos de los tribunales europeos y que dichas resoluciones procederán "conforme a nuestro acerbo comunitario del cual todos los países de la Unión Europea nos alimentamos normativamente".