El Real Madrid sigue de fiesta y destroza a un inocente Mallorca (6-1)

El Real Madrid arrasó anoche al Mallorca (6-1) y se mantiene en lo más alto de la tabla en un partido en el que Asensio, con tres goles y Benzema, con dos y una jugada espectacular, fueron los más destacados, pero en el que tanto Camavinga, titular, como Vinicius y Rodrygo, con un espectacular derroche físico, también brillaron. El equipo balear facilitó mucho las cosas, con un error en los primeros compases y planteando un partido de tú a tú a un conjunto madridista que ya suma 21 goles en seis jornadas.

Ante sólo 20.000 espectadores que se sobrepusieron a las restricciones dentro del estadio y al horario tardío entre semana, Ancelotti apostó por un once muy ofensivo y que parecía arriesgado, porque sin Casemiro o Kroos, la apuesta por Camavinga como mediocentro acompañado por Asensio como media punta, y la titularidad de Rodrygo, llenaban el campo de talento pero provocaba dudas sobre la recuperación del balón. El italiano acertó de pleno, favorecido porque la idiosincrasia del rival facilitó las cosas.

El partido se le puso pronto de cara al equipo blanco. Un resbalón de Gayá dejó a Benzema solo frente a Reina y el francés no perdonó con un tiro raso cruzado. El propio Reina evitó a continuación que el partido quedara visto para sentencia muy pronto, pero salvó in extremis un intento de Asensio de gol olímpico que el guardameta evitó sobre la línea de meta.

A continuación se sucedió un monólogo madridista. Los locales eran los claros dominadores, y cuando el cuadro bermellón perdía el balón, aprovechaban su velocidad para plantarse en un abrir y cerrar de ojos en área balear.

Cumplido el cuarto de hora, sin embargo, el Mallorca demostró que también sabe combinar. Y muy bien. Con Lago Junior y Kubo muy participativos, trenzó varias jugadas que aunque terminaron con tiros desviados, avisaron de su peligrosidad. El equipo que parecía un convidado de piedra despertaba e incluso superaba en porcentaje de posesión a los de Ancelotti. Pero las virtudes mallorquinas en ataque se convertían en facilidades al rival en defensa. Parecido a lo que le sucede al Real Madrid en esta temporada.

Brillan los ataques, fallan las defensas

Y en el ecuador del primer período se confirmaron esas sensaciones, cuando Asensio aprovechó en un rechace la pasividad balear en su zaga para poner el 2-0 y Kang-in Lee en una jugada individual tras el saque de centro acortó distancias. De seis rivales que ha tenido el Madrid en esta Liga, cinco de ellos han batido a Courtois. Si vemos la botella medio llena, el equipo blanco, a cambio, arrolla a sus rivales en la clasificación de goles a favor.

Y en esa especie de ruleta rusa a la que parece que juega el Real Madrid y que por la calidad de sus atacantes suele favorecerle, Asensio entró como Pedro por su casa por el centro de la defensa del Mallorca para poner el 3-1. El palmesano procedente del Mallorca, que no marcaba un doblete en Liga desde febrero de 2018, no celebró ninguno de sus dos goles. Que pudieron ser tres si Valjent, con Reina batido, no hubiera taponado en boca de gol un remate del atacante madridista.

El portero trabuqueño, con una estirada, también evitó el gol de Vinicius cuando se cumplía el minuto 45. Había encajado tres goles en el primer tiempo pero había tenido una buena actuación. Igual que la del Real Madrid, que solucionó sus problemas en defensa manteniendo el balón lejos de ella. Pese al amago del Mallorca al acortar distancias, la reacción balear duró un cuarto de hora. El 3-1 había hecho mucho daño a los de Luis García Plaza. En el lado madridista destacaban Camavinga haciendo las veces de todoterreno y Asensio, con ganas de reivindicarse.

La rápida sentencia

Nada varió al inicio de la segunda parte. El Mallorca aceptó el toma y daca y la sentencia parecía cuestión de tiempo habida cuenta de la pegada del Real Madrid. Tras perdonar Vinicius un mano a mano, los responsables del VAR anularon un gol a Benzema en los primeros minutos de la reanudación tras una gran jugada de Rodrygo por la izquierda.

Advirtieron acertadamente que Benzema había tocado y derribado a Sastre antes de rematar, pero no dijeron ni pío del derribo a Rodrygo poco después, pese a lo clarificador que resulta ver repetido un flagrante agarrón de la camiseta.

Se quedó Benzema sin doblete, pero de nuevo tras jugada de Rodrygo, el francés asistió a Asensio para que firmara la segunda tripleta de su carrera, tras la conseguida en 2017 con la Sub 17 frente a Macedonia. Restaba un tercio de partido y ya parecía que sería de relleno, aunque Lago Junior, sinónimo de peligro, puso afán en resucitarlo. En medio de lo que partecía un trámite, Antonio Blanco tuvo su oportunidad sustituyendo a Camavinga e Isco y Lucas Vázquez entraron en lugar de Asensio y Rodrygo.

Control con la espalda

Pero aún quedaban cosas por pasar, especialmente una y muy buena cuando Benzema firmó su doblete con un tiro que tocó en un defensa balear. Pero lo más importante fue su control, porque lo hizo con la espalda tras un pase largo de Alaba.

Parece que fue intencionado, por lo que habrá que sumar la acción a su catálogo de genialidades, como la jugada 'butragueniana'  en la línea de fondo en el Vicente Calderón o el gol de tacón al Barça en Valdebebas. El francés se convirtió con este gol en el décimo jugador de la historia en llegar a los 200 goles en la Liga española.

Isco, autor del sexto, se sumó a la fiesta aprovechando un pase de Vinicius, y Jovic estuvo a punto de hacerlo aunque al menos se llevó un par de ovaciones por su esfuerzo. El Real Madrid sigue lanzado, rotando y goleando. Ya nadie se acuerda de Mbappé.

REAL MADRID 6 - 1 MALLORCA, 1 (3-1, al descanso)

REAL MADRID: Courtois; Nacho, Militao, Alaba, Miguel Gutiérrez; Camavinga (Blanco, min.60), Valverde, Asensio; Rodrygo, Vinicius y Benzema (Jovic, min.80).

RCD MALLORCA: Reina; Sastre, Valjent, Oliván, Gayá (Jaume Costa, min.59; Battaglia, Febas (Sánchez, min.59), Kubo (Baba, min.46); Kang-in Lee, Lago Júnior y Hoppe (Abdón, min.59).

GOLES: 1-0, min.3, Benzema. 2-0, min.24, Asensio. 2-1, min.25, Kang-in Lee. 3-1, min.29, Asensio. 4-1, min.55, Asensio. 5-1, min.79, Benzema. 6-1, min.84, Isco.

ÁRBITRO: Alberola Rojas (C.Castellano-manchego). Amonestó con tarjeta amarilla a Camavinga (min.47) y Nacho (min.67) en el Real Madrid; y a Baba (min.57) en el Mallorca.

ESTADIO: Santiago Bernabéu. 20.113 espectadores.