El "improbable" contagio de Evergrande a los mercados calma a las bolsas europeas

Los expertos descartan un gran impacto tras el susto inicial y los principales parqués rebotan tras las pérdidas registradas este lunes

¿Existe riesgo de contagio de Evergrande a los mercados mundiales? Es la pregunta que se hacen millones de inversores en todo el mundo. Sin embargo, las gestoras de activos no consideran que haya un riesgo real de contagio de la situación de Evergrande y el sector inmobiliario en China a los mercados globales, informaron fuentes del sector de la inversión. Así, tras el susto inicial, el Ibex sube más de un 1% y el resto de mercados europeos también rebotan: París suma el 1%; Londres, el 0,72%; Milán, el 0,63%; y Frankfurt, el 0,50%.

Con esta subida, la Bolsa española intenta recuperar parte de lo perdido en la sesión anterior, cuando se dejó el 1,2%, por debajo de los 8.700 puntos, arrastrada por la banca ante el temor a la quiebra de Evergrande.

El miedo a los problemas de liquidez de la inmobiliaria china se dejó sentir en todos los mercados del mundo, incluido Wall Street, que terminó a la baja afectado también por la proximidad de un nuevo techo de deuda en EEUU y la desaceleración de la economía.

Con 300.000 millones de dólares (256.000 millones de euros) de deuda, Evergrande es el mayor emisor de bonos 'high yield' del mercado asiático, y de acuerdo a los datos recogidos por 'Bloomberg', la firma tendrá que realizar este jueves el pago de un cupón de un bono a cinco años de 83,5 millones de dólares (71,3 millones de euros).

Hasta finales de año, Evergrande tiene que afrontar pagos de intereses por valor de 669 millones de dólares (571,3 millones de euros).

Allianz Global Investors ha reafirmado su visión negativa del sector en China, pero no espera un impacto más amplio. La firma considera que la eventual quiebra de Evergrande podría traer consigo una flexibilización monetaria y fiscal, que podría ser un apoyo para los mercados de renta variable de cara a finales de año.

Coincide con esta opinión el responsable de deuda corporativa en la región de Asia-Pacífico de Aberdeen Standard Investments, Paul Lukaszewski, que tampoco cree que haya un riesgo de contagio en los mercados mundiales.

"Para que el contagio llegue a los mercados financieros mundiales sería necesario que los efectos de la situación de Evergrande de segundo y tercer orden desencadenasen una crisis interna mucho mayor en China, algo que consideramos improbable", ha destacado.

Este sector, pequeño en la Bolsa china, lleva un tiempo siendo considerado con una fuente de riesgo financiero, con promotores como Evergrande que se han apalancado "agresivamente" durante los últimos diez años.

Los primeros signos del estrés financiero de la compañía se dejaron ver mucho antes en el último cuatrimestre de 2020, cuando sus bonos y acciones se vieron afectados por la posibilidad de que la compañía no pudiese realizar el reembolso de un bono por 20.000 millones de dólares (17.100 millones de euros).

No obstante, en esa ocasión se llegó a un acuerdo, lo que reforzó la idea de que Evegrande era "demasiado grande para caer", según explica Allianz Global Investors.

Más recientemente, el banco privado Julius Baer destacaba en un comentario remitido el pasado 1 de septiembre la incertidumbre sobre la situación del grupo, al igual que Federated Hermes, que lo hacía una semana más tarde.

Lo que habría cambiado ahora es la fuerza de la recuperación económica, según Allianz, además de la reorientación de las políticas públicas que consideran que una ralentización controlada del sector podría ser útil para alcanzar determinados objetivos.

"La grave situación de deuda y liquidez de Evergrande ha hecho que pierda la confianza de sus bancos y contrapartes de financiación fiduciaria. Varios litigios en tierra por parte de proveedores y acreedores comerciales también han mermado la liquidez de Evergrande, ya que los demandantes han conseguido congelar varias cuentas bancarias", señaló en aquel momento el responsable de la cartera de renta fija en mercados emergentes de la gestora, Mohammed Elmi.

Esta situación combinada con la incertidumbre sobre la valoración de los activos y los plazos de su enajenación ha hecho que "la empresa se esté quedando rápidamente sin opciones". "Vemos una probabilidad cada vez mayor de que se produzca un evento de reestructuración o, lo que es peor, un impago desordenado", señalaba Elmi.

Si bien estos acontecimientos no afectarían a los mercados a nivel mundial, el impacto podría ser de "gran alcance" para el sector 'high yield' de China debido al aumento de la prima de riesgo exigida por los inversores, que pondrá "en aprietos" a un sector muy dependiente de la deuda y con grandes necesidades de financiación anual.

Actualmente, la prima de riesgo en el mercado de 'high yield' chino se encuentra en su punto más alto desde 2011, con 720 puntos básicos, frente a la media histórica de 250 puntos, según señala La Française.

La posible quiebra de la promotora inmobiliaria china Evergrande ha hecho que sus títulos en Bolsa cayesen un 10,63% este lunes en la Bolsa de Hong Kong, hasta los 2,28 dólares hongkoneses (euros), lo que supone su menor nivel de cotización en más de 11 años, aunque ya este martes ha reducido las pérdidas por debajo del 1% y Hong Kong ha cerrado cayendo el 0,2% (por el 3 % del día anterior), mientras que el Nikkei de Tokio se ha dejado el 2,17 % después de permanecer cerrado el lunes.

Desde sus máximos históricos alcanzados en octubre de 2017, la valoración bursátil de la empresa se ha desplomado un 92,77%, y en los últimos 12 meses, la caída ha sido de más del 88%.