Todos los partidos condenan las consignas homófobas de la manifestación neonazi en Chueca

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid autorizó una manifestación convocada por la Asociación de Vecinos San Blas-Canillejas con el lema "Di no a las Agendas 2030-2050"

El PP, Ciudadanos, Vox, Más Madrid, PSOE, Podemos e IU han condenado este domingo las consignas homófobas que se profirieron el sábado en una manifestación que comenzó por la tarde en la plaza de Chueca, punto de encuentro del colectivo LGTBI, en la que hubo un detenido por "agresión a otro manifestante". Un grupo de personas de ideología neonazi desfiló el sábado por las calles del madrileño barrio de Chueca al grito de "fuera maricas de nuestros barrios" y "fuera sidosos de Madrid"".

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid autorizó una manifestación convocada por la Asociación de Vecinos San Blas-Canillejas con el lema "Di no a las Agendas 2030-2050", han señalado a Efe fuentes de la institución, que han precisado que no se autorizó ni una marcha nazi ni una manifestación homófoba.

Según los vídeos que han publicado múltiples usuarios en las redes sociales, los manifestantes portaban pancartas con simbología nazi y mostraron su repulsa no solo al colectivo LGTBI, sino también a los menores no acompañados o a los inmigrantes.

En el acto de la Semana de la Movilidad, la portavoz del Gobierno municipal de Madrid y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, ha indicado que en la marcha, autorizada por la Delegación del Gobierno, se gritaron consignas que son "inaceptables en una sociedad democrática". "Son pequeños grupos de personas completamente ajenas a nuestro sistema de valores, pero también digo que no tratemos de definir a Madrid por un pequeño grupo de personas. Madrid no es eso, es una ciudad abierta, solidaria, que acoge, que integra a la población inmigrante y a personas de todas las sensibilidades", ha recalcado Sanz.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Ciudadanos), ha opinado que el "odio no tiene que entrar" en las calles de Madrid porque la capital es el "aire que está fuera del armario". "Tengo muchos amigos que vinieron a Madrid a salir del armario. Madrid es el aire que hay fuera del armario. Madrid es libre, no solo por sus bajos impuestos, sino porque aquí se pueden besar y casar con quien quieran", ha señalado Villacís en declaraciones a los periodistas en la carrera organizada por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha acusado al PSOE de estar detrás de la marcha de personas de ideología de ultraderecha que se manifestó en Chueca contra el colectivo LGTBI: "Apesta a cloaca socialista, no tengo ninguna duda", ha asegurado. En declaraciones a los medios tras participar en una manifestación en Madrid del sindicato Solidaridad contra la subida de la luz, Abascal ha asegurado que los participantes en la marcha "no representan a ningún español" y los ha calificado de "banda de locos y fanáticos que va gritando barbaridades".

Por su parte, la portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha acusado al Partido Popular de "negar que los discursos del odio existen" y ha criticado a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, por negar la homofobia en la región. "Hace pocos días, esta misma semana, la presidenta de la Comunidad de Madrid decía que no hay homofobia, y que Madrid es una ciudad segura y una comunidad segura", ha apuntado Maestre, quien cree que "un conjunto notable de individuos desafía esas declaraciones".

El diputado socialista en la Asamblea Santiago Rivero ha dicho que lo ocurrido el sábado en Chueca es "intolerable" y ha subrayado que "nadie amparándose en el derecho a la manifestación puede atacar otros derechos constitucionales como pueden ser el de la libre determinación de la persona o el derecho a la dignidad". "Ayuso decía que Madrid es una Comunidad libre de lgbtbifobia y no es cierto porque seguimos viendo como hay una minoría social que nos sigue considerando inferiores y que nos sigue insultando y atacando por las calles", ha sostenido Rivero antes de afirmar que "el Gobierno va a aplicar con contundencia todo el peso de la ley para acabar con estos discursos de odio".

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea, Carolina Alonso, ha dicho que es "una vergüenza" que se haya permitido esta manifestación el sábado, que, a su juicio, "desmiente las palabras de la señora Ayuso cuando en el último Pleno dijo que en Madrid no había discursos de odio y que esto era una invención de la izquierda para fastidiarla". Alonso ha remarcado que "hay discursos de odio cada día en la Comunidad de Madrid y hay un aumento exponencial de los delitos de odio debido a estos discursos", a la vez que ha hecho un llamamiento a "desterrar estos discursos de las instituciones, de los medios de comunicación y de la vía pública".

Izquierda Unida ha mostrado su preocupación por lo que considera una escalada de los delitos de odio y ha pedido la dimisión de la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, por permitir manifestaciones "neonazis y homófobas" como la que discurrió el sábado por el barrio madrileño de Chueca.