El gigante chino Evergrande admite estar al borde de la quiebra y hunde las Bolsas

Su deuda asciende a 260.154 millones de euros, equivalente a aproximadamente el 2% del producto interior bruto de China

El grupo chino Evergrande, una de las mayores promotoras inmobiliarias del país, con filiales en sectores como la automoción y las finanzas, ha reconocido el riesgo de incurrir en impago ante las dificultades para obtener la liquidez necesaria por la suspensión de los trabajos en varios de los proyectos desarrollados por la compañía. Eso ha provocado que las Bolsas de todo el mundo se hundan, incluido el Ibex, que perdía un 2% a media tarde. Bolsas como la de París, Londres y Frankfurt, cuyo índice lideraba las caídas (2%),  también ven bajar sus respectivos mercados: Milán se acerca al 2%, el Eurostox cede un 1,9%, al igual que París. Londres perdía un 1,5%.

"El grupo tiene riesgos de impago de préstamos y litigios fuera de su curso normal de negocios", ha advertido la compañía en un comunicado, donde ha indicado que continuará explorando la venta de determinadas participaciones en China Evergrande New Energy Vehicle Group y Evergrande Property Services.

Al mismo tiempo, Evergrande adoptará medidas para mitigar los problemas de liquidez a los que se enfrenta actualmente, incluyendo del calendario de desarrollo de proyectos, controlar estrictamente los costes, impulsar las ventas y el cobro de pagos, así como tratar de renovar y extender los préstamos junto a la introducción de nuevos inversores para aumentar el capital social con el objetivo de mejorar la liquidez, aliviar la presión financiera y reducir la deuda.

En caso de que no implementar las medidas anteriores, la empresa ha alertado de que sus problemas de liquidez "pueden deteriorarse", lo que podría dar como resultado incumplimientos en los préstamos y litigios que pueden llegar a tener un efecto material adverso en el grupo.

Ya este lunes, la promotora se desplomó un 10,63% este lunes en la Bolsa de Hong Kong, registrando su menor nivel de cotización en más de 11 años.

En concreto, los títulos de la empresa cayeron hasta los 2,28 dólares hongkoneses, desde los 2,54 en los que había cerrado el pasado viernes. Esta cifra es la peor registrada desde mayo de 2010. Desde sus máximos históricos alcanzados en octubre de 2017, la valoración bursátil de la empresa se ha desplomado un 92,77%. Solo en los últimos 12 meses, el desplome ha sido de más del 88%.

La evolución en Bolsa de la inmobiliaria este lunes se ha contagiado al resto del parqué hongkonés. Su selectivo, el Hang Seng, ha caído un 3,39%, mientras que el CSI 300, el selectivo que aglutina a las 300 mayores empresas cotizadas en las Bolsas de Shangái y Shenzhen, ha repuntado un 1%.

La deuda de Evergrande asciende a 1,97 billones de yuanes (260.154 millones de euros), equivalente a aproximadamente el 2% del producto interior bruto (PIB) de China. Al cierre de este lunes, tras los continuos desplomes en Bolsa, su valoración es de apenas 30.200 millones de dólares de Hong Kong (3.310 millones de euros).

De acuerdo a los datos recogidos por Bloomberg, este jueves la firma tendrá que realizar el pago de un cupón de un bono a cinco años de 83,5 millones de dólares (71,3 millones de euros). Hasta finales de año, la firma tiene que afrontar pagos de intereses por valor de 669 millones de dólares (571,3 millones de euros).

El índice DAX, de la bolsa de Frankfurt, es el que protagoniza la mayor caída de las bolsas europeas, afectadas por las noticias sobre Evergrande. Dicho índice, lideraba las caídas con más de un 2%, aunque también tendría cierta influencia el debate electoral de este domingo, que da la victoria del socialista Olaf Scholz. El resto de parqués europeos están marcados por las caídas: Milán se acerca al 2%, el Eurostox cede un 1,9%, al igual que París. Londres perdía un 1,5%.