Ayuso rectifica su desafío a Casado y asistirá el sábado y el domingo a la Convención del PP

Ayuso exigió el adelanto del congreso del PP de Madrid para ser nombrada presidenta y ante la negativa del PP amenazó con no llegar a la Convención

La noticia de que la presidenta de Madrid, Isabel Ayuso, ha cambiado la agenda de su viaje a EEUU y que ello le permitirá estar los días 2 y 3 de octubre, sábado y domingo, en la Convención Nacional del PP en Valencia ha sido acogida con satisfacción en la dirección nacional del PP.

Lugar donde se interpreta esta rectificación de Ayuso como un triunfo del presidente Pablo Casado frente a la incipiente rebelión y desafío de Ayuso a su autoridad y con riesgo de arruinarle la Convención Nacional del PP que se celebrará en Valencia el primer fin de semana de octubre.

No en vano la ausencia de Ayuso en la mesa de debate de los presidentes autonómicos del PP, prevista para el sábado 2 de octubre, estaba creando un profundo malestar en la dirección del PP, satisfacción en el PSOE y gran revuelo en el PP y en los medios de comunicación.

Sobre todo porque ello iba precedido de la pretensión de Ayuso de adelantar para antes de fin de año el congreso madrileño del PP donde ella espera ser nombrada presidenta del PP de Madrid. Unas extrañas prisas de Ayuso que sorprendieron a Pablo Casado y a la dirección nacional del PP, desde donde el secretario general, Teodoro García Egea, rechazó de plano el adelanto del congreso regional del PP madrileño previsto para la primavera de 2022.

Y fue a partir de ese momento y cuando Casado insinuó que el alcalde de Madrid, José Luís Martínez Almeida, también estaba capacitado para ser el presidente del PP de Madrid, cuando saltó la noticia de que Ayuso, a título de venganza, podría no acudir a la Convención Nacional del PP en Valencia o que, en el mejor de los casos, solo llegaría al acto de clausura en la plaza de toros de Valencia.

Lo que para Casado era un olímpico desprecio y lo que, por otra parte, ya había abierto un amplio debate político y mediático sobre el desafío de Ayuso a la autoridad de Casado. El que algunos analistas y dirigentes del PP calificaron como un primer paso de Ayuso en pos de traicionar a Casado y para postularse como futura candidata del PP en las elecciones generales frente a Pedro Sánchez.

Decenas de artículos y de debates en radio y televisión levantó la revuelta de Ayuso contra Casado mientras crecía la inquietud en la sede nacional del PP y la satisfacción en La Moncloa y en la cúpula del PSOE por la que creían una importante crisis y fractura interna en el seno del PP.

Pero ahora las aguas revueltas de Ayuso parecen regresar a su cauce y todo apunta a que la Convención Nacional del PP discurrirá bajo el paraguas de una aparente unidad del Partido Popular, y como trampolín para relanzar el liderazgo de Pablo Casado como alternativa a Pedro Sánchez.

Leer más noticias sobre