Von der Leyen pide "voluntad política" para crear un Ejército europeo y anuncia una cumbre en el año 2022

Von der Leyen comisión

La jefa del Ejecutivo comunitario enfatiza que acontecimientos como la crisis vivida en Afganistán tras la retirada de las tropas estadounidenses refleja la necesidad de que Europa dé un paso adelante en el área militar

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha reclamado este miércoles "voluntad política" a la Unión Europea para avanzar en la Defensa común y ha anunciado una cumbre europea centrada en este tema en 2022, coincidiendo con la presidencia francesa del Consejo.

Durante el Discurso sobre el Estado de la Unión, que ha pronunciado en la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia), la jefa del Ejecutivo comunitario ha enfatizado que acontecimientos como la crisis vivida en Afganistán tras la retirada de las tropas estadounidenses refleja la necesidad de que Europa dé un paso adelante en el área militar.

Von der Leyen ha expuesto que hay que superar la falta de confianza y generar una "voluntad política" para construir una "Unión Europea de la Defensa". "Puedes tener las fuerzas más avanzadas en el mundo, pero si no estás preparado para usarlas, ¿para que sirve?", se ha cuestionado, para concluir que lo que ha frenado al bloque en cuestiones militares "no es la falta de capacidades, sino la falta de voluntad política".

Para este efecto, la líder del Ejecutivo comunitario ha anunciado una cumbre europea centrada en la Defensa europea para la primavera de 2022, cuando Francia, uno de los países que más aboga por desarrollar la autonomía militar de la UE, ocupe la presidencia rotatoria de la UE. La conservadora alemana ha entrado así de lleno en el debate suscitado sobre la autonomía militar de la UE tras el fiasco de Afganistán.

"Europa puede y claramente debe hacer más por su parte", ha reivindicado, al tiempo que ha fijado como metas promover la estabilidad de los países vecinos, liderar en el campo de la ciberseguridad y convertirse en un proveedor de seguridad allá donde la OTAN y Naciones Unidas no estén presentes.

De todos modos, la presidenta de la Comisión Europea ha defendido la cooperación con la OTAN y ha explicado que Bruselas trabaja con la organización militar para presentar una declaración conjunta antes de finales de año para renovar la relación. "En ningún tema de seguridad y defensa, menos cooperación es la respuesta a los problemas. Necesitamos invertir más en nuestras asociaciones y sacar partida de las fortalezas de cada uno", ha defendido.