Bruselas "estudiará" las medidas del Gobierno de Sánchez para rebajar la factura de la luz

La Comisión Europea se abre a repensar el diseño de los mercados de energía como propone el Gobierno: "Se puede debatir"

La Comisión Europea (CE) ha asegurado que "estudiará" las medidas que el Gobierno español ha presentado para rebajar la factura de la luz, como un recorte de 2.600 millones de euros sobre los beneficios de las eléctricas o la reforma fiscal de la factura. "El Gobierno ha anunciado una serie de medidas para abordar la cuestión que vemos ahora. Estudiaremos esas medidas", declaró el vicepresidente de la CE para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, en una conversación durante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia) con varios medios de comunicación españoles, entre ellos EFE.

La escalada de precios que registra el mercado mayorista en los últimos meses en gran parte de Europa se debe, entre otros factores, al encarecimiento del gas en los mercados internacionales, que se emplea en las centrales de ciclo combinado y que marcan el precio del mercado en la mayoría de las horas, y el aumento del precio de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2).

El político neerlandés, no obstante, dividió las medidas del Ejecutivo español en dos tipos: "medidas para atenuar la fluctuación del mercado y medidas que reconsiderarían la propia estructura del mercado, incluido intervenir en los beneficios de las compañías".

Sobre esas segundas, dijo que son "cuestiones mucho más fundamentales que necesitan mirarse y estudiarse".

"No puedo dar una reacción ahora", indicó, y añadió que en la actualidad la dirección general de Energía de la Comisión Europea está analizando las medidas.

Timmermans también se refirió a la carta que la ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, envió a Bruselas en verano para pedir que repensara el diseño de los mercados de energía.

"Nos envió una carta. La estudiaremos y miraremos cuáles podrían ser las consecuencias de lo que está pidiendo ella o de lo que el Gobierno español ha hecho y propuesto", constató.

El vicepresidente comunitario afirmó que el viernes pasado se reunió con Ribera y que le dijo que haría "todo lo que esté en su poder para ayudar al Gobierno español a asegurar que los ciudadanos españoles no son golpeados de manera indebida por las fluctuaciones en el mercado".

"Eso es esencialmente lo que está pasando ahora, porque el hecho de que los precios de la energía hayan aumentado está completamente vinculado al mercado, que está realmente ajustado, el mercado de gas, esa es la razón", expuso.

El político neerlandés recalcó que para atenuar las fluctuaciones en el mercado eléctrico el Gobierno español puede utilizar las posibilidades del Derecho comunitario. "Sé que el Gobierno lo está mirando", detalló.

Sobre la posibilidad de rediseñar el mercado en sí mismo, declaró que "se puede debatir". Pero puntualizó que "no puedes solo por lo que está pasando ahora quitar inmediatamente el principio de mercado del mercado de energía, eso se tiene que debatir y mirar, pero estudiaremos con cuidado lo que el Gobierno español ha puesto sobre el papel", comunicó.

Asimismo, manifestó su voluntad de continuar dialogando y "ser de ayuda para asegurar que las fluctuaciones en el mercado que se ven ahora no afectan indebidamente a los consumidores españoles".

Comentó que también se espera que el próximo año disminuyan los precios del mercado del gas.

El plan presentado por Ribera, que permitirá rebajar la factura en un 22 %, prevé, entre otras actuaciones, un recorte de 2.600 millones de euros sobre los beneficios de las grandes eléctricas, la reforma fiscal de la factura y la creación de subastas de electricidad para comercializadoras independientes y grandes consumidores.