El Gobierno cierra con los sindicatos y sin la patronal la subida de 15 euros del salario mínimo para 2021

Se aplicará desde el 1 de septiembre de 2021, "mediante su progresiva revisión en 2022 y 2023"

El Ministerio de Trabajo ha cerrado con los sindicatos UGT y CCOO -y sin la patronal- un acuerdo para subir el salario mínimo interprofesional (SMI) desde el 1 de septiembre 15 euros mensuales, hasta situarlo en 965 euros brutos. Se comprometen además al cumplimiento del objetivo de situar el SMI en el 60 % del salario medio, "mediante su progresiva revisión en 2022 y 2023", sin añadir -en un comunicado conjunto- más detalle sobre esa senda.

El acuerdo no añade más detalle respecto a la senda de subida, si bien para los sindicatos es suficiente el "compromiso inequívoco" de que en 2023 el SMI será el 60 % de la media salarial del país, ha dicho el secretario general de CCOO, Unai Sordo, en declaraciones remitidas a los medios.

La cuantía acordada para lo que queda de 2021 se corresponde con el valor medio de la horquilla recomendada en junio pasado por la comisión asesora para el análisis del SMI, que fue de entre 12 y 19 euros para 2021. El dictamen de la comisión proponía alcanzar, progresivamente, un máximo de 1.049 euros mensuales en 2023.

Los 15 euros mensuales que aplicarán desde septiembre equivalen a un alza del 1,57 %, similar a la subida media que se está pactando en los convenios colectivos (1,54 % hasta julio).

Una negociación sin las patronales

La subida, que podría aprobarse en el próximo Consejo de Ministros, es resultado de la mesa específica de diálogo social que empezó el 1 de septiembre y de la que se han descolgado las patronales CEOE y Cepyme, contrarias a adoptar una nueva subida del salario mínimo en este momento. Las organizaciones de empresarios consideran que la subida puede perjudicar la creación de empleo y fomentar la economía sumergida.

Los firmantes del acuerdo destacan por el contrario que "el SMI supone una garantía de protección a las rentas del trabajo de las personas trabajadoras más vulnerables y actúa como un importante factor de equidad además de ser una herramienta fundamental para luchar contra la pobreza laboral".

Para Sordo (CCOO), el acuerdo es "muy importante para mejorar las condiciones salariales de la gente que menos recursos tiene".

"Estamos satisfechos porque se cumplen los dos objetivos que nos situábamos: que esa senda empezara en 2021, tuviera una segunda subida en el año 2022 y concluya en el año 2023", ha añadido.

UGT ha destacado del acuerdo que se produce en un contexto de dificultad, con el repunte de la inflación al 3,3 % en agosto y las subidas "desmesuradas de la luz", ha dicho el vicesecretario general de política sindical, Mariano Hoya, en declaraciones remitidas a los medios.

"Para nosotros (la subida) es muy positiva, pero se queda en el camino hacia ese compromiso que tiene el Gobierno de alcanzar el 60 % del salario medio (...) Consideramos que en el 2022 debe haber una subida y desde la UGT exigiremos al Gobierno que esa subida se sitúe en los 1.000 euros", ha afirmado Hoya.

UGT anima al Gobierno a ser valiente y convocar la mesa de negociación para que el 1 de enero de 2022 el salario mínimo esté ya en 1.000 euros.

Yolanda Díaz critica a la patronal

Después de que la patronal se haya desmarcado del acuerdo Yolanda Díaz, ha pedido a las organizaciones empresariales que vuelvan a la "senda del reencuentro" y les ha reclamado que no pongan "ni líneas rojas ni fronteras" en la mesa del diálogo social.

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, la vicepresidenta segunda ha recordado que su departamento primó "el acuerdo sobre todas las cosas" y que "hubo diálogo", aunque le da pena que la CEOE "no haya negociado". "Se han sentado diciendo cero y salen diciendo cero", ha señalado.

"Es una pena que por estas cantidades, que no perjudican a una empresa, no hayan negociado", ha insistido Díaz, que ha reclamado a la patronal que deberá explicar "por qué en estos momentos, cuando la economía crece y el empleo va muy bien, dicen no". "Se tendrían que comprometer con nuestro país", ha asegurado la ministra, al tiempo que les ha instado a que vuelvan "a la senda del reencuentro".

Díaz, que ha querido destacar que la patronal "nunca se levantó de la mesa", también ha resaltado que las organizaciones empresariales sí están firmando con los sindicatos las subidas en los convenios colectivos mientras que con el SMI no acuerdan. "Eso no es negociar, son líneas rojas y fronteras con las que nunca se debe ir a una mesa", ha indicado.

El Gobierno y las organizaciones sindicales CCOO y UGT han alcanzado un acuerdo para incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 15 euros, hasta los 965 euros mensuales en catorce pagas, con efectos desde el 1 de septiembre de este año, según han informado el Ministerio de Trabajo y ambos sindicatos en un comunicado conjunto.

Finalmente, las partes no han fijado en el acuerdo ninguna cuantía para el próximo año, pero sí han establecido el compromiso para que el SMI, mediante su "progresiva revisión" en 2022 y 2023, alcance el 60% del salario medio antes del fin de la legislatura, tal y como determina la Carta Social Europea suscrita por España y como prometió el Gobierno de coalición.

RELACIONADO