El Gobierno ultima con los sindicatos y sin la patronal subir 15 euros el SMI desde septiembre

CCOO asegura que su apoyo está condicionado a que el Ejecutivo fije la senda de aumento para los años 2022 y 2023

El Gobierno ultima un acuerdo con los sindicatos para subir el salario mínimo interprofesional (SMI) 15 euros al mes, hasta los 965 euros, y con efectos desde el 1 de septiembre de este año. Esta propuesta, que aún no está totalmente cerrada pero se da por hecha según fuentes conocedoras de la negociación, contaría con ese respaldo de los sindicatos, pero no de la patronal, que ha venido expresando su rechazo a un incremento del SMI en la actual coyuntura. Este miércoles, tras filtrase la noticia, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves en que las negociaciones con los sindicatos siguen abiertas y "no hay ningún acuerdo". Más tarde, y en esa línea, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha rebajado la euforia asegurando que "en este momento no hay un acuerdo cerrado", condicionando su apoyo a la propuesta del Gobierno para fijar una senda de subida para 2022 y 2023.

"No hay aún acuerdo porque estamos pasando papeles y porque la subida del SMI no está ligada a la senda de hitos para 2022 y 2023", ha dicho Sordo, quien ha añadido que "de eso depende que se cierre o no el acuerdo a lo largo del día de hoy".

Para Sordo, la subida del SMI para los cuatro últimos meses de este año debe ir acompañada de un compromiso por parte del Gobierno para llevar los sueldos más bajos hasta los 1.000 euros en 2022 y alcanzar el 60 % del salario medio en 2023, con una cuantía que deberá ser calculada en ese momento.

"Si no se expresa esa voluntad, el acuerdo solo en 2021 no se produciría", ha dejado claro Sordo, quien ha pedido al Gobierno "que especifique de forma nítida la voluntad de concretar una senda de subida" si quiere llevar a cabo el incremento con la firma del sindicato.

La ausencia de la CEOE en estas conversaciones finales para subir el SMI "no es un buen precedente, pero nadie puede vetar las mesas de diálogo social", ha considerado Sordo.

A su juicio, la patronal deberá "extraer conclusiones de la actitud que ha tenido en esta negociación", ha dicho Sordo, quien no considera que esta situación pueda "contaminar" el resto de mesas de diálogo social abiertas para consensuar una prórroga de los ERTE, la reforma laboral o avanzar en medidas en materia de pensiones.

Por otro lado, en un encuentro con empresarios en Vigo, Calviño ha señalado que se están manteniendo conversaciones con los agentes sociales y se tomará una decisión sobre la subida del SMI "en próximos días", para su aplicación "en la última parte del año". "Vamos a esperar a tomar la decisión y se aplicará a partir de entonces", ha apuntado.

Calviño ha insistido en que, "en este momento, no hay ningún acuerdo" y ha apostado por "dejar que sigan las conversaciones" antes de tomar la decisión, "que es la responsabilidad del Gobierno".

Enfrentamientos en el seno del Gobierno

El último Consejo de Ministros del año pasado decidió prorrogar en 2021 el salario mínimo vigente en 2020, 950 euros en mensuales en 14 pagas, para dar margen a una negociación con patronal y sindicatos. Sin embargo, esa negociación se ha quedado a medias, porque los empresarios han rechazado el pacto en todo momento, argumentando que no es el momento por la coyuntura económica.

Tras acordarse esa subida en diciembre, a la que no se puso fecha concreta, se dibujó una división en el Gobierno entre los que reclamaban un incremento inmediato, con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a la cabeza, y los que pedían calma hasta asegurar la recuperación económica y del empleo, encabezados por Calviño.

Ante esta situación, en febrero los sindicatos comenzaron a movilizarse para presionar al Gobierno a que subiera el SMI, mientras que la patronal se cerraba en banda y el Ejecutivo creaba un grupo de expertos para analizar cuál debía ser el alza con el objetivo de alcanzar el 60 % del salario medio al final de la legislatura.

Este grupo de expertos hizo públicas sus conclusiones en junio, recomendando un incremento de entre 12 y 19 euros para este año y alcanzar los 1.049 euros en 14 pagas en 2023 (un alza del 10,4 %), con lo que se estarían sumando 99 euros más al vigente.

Con este informe en la mano, la ministra de Trabajo pidió una reunión al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para insistir en una subida de los salarios más bajos.

Pero fue la mejora de los datos económicos y de empleo lo que llevó al Gobierno a abrir una mesa de negociación para pactar un aumento con patronal y sindicatos en septiembre.

Con una posición inamovible de la CEOE, con el "ahora no toca" por bandera, el Gobierno finalmente ha decidido negociar la subida solo con los sindicatos.

RELACIONADO