Los grupos del Congreso califican de "parche" las medidas anunciadas por Sánchez

El presidente del Gobierno anunciaba este martes que se "detraerán los beneficios extraordinarios que tienen las empresas energéticas" para redirigirlos a los consumidores, "topando" el recibo del gas y reduciendo así la factura de la luz

Varios portavoces del Congreso de los Diputados han destacado este martes que detraer beneficios de las compañías eléctricas, una medida para abaratar la factura de la luz prevista por el Gobierno, supone un mero "parche" transitorio que no reforma el sector, aunque algunos lo ven positivo y valiente.

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, tras señalar que es necesario esperar a conocer "el detalle" de las medidas anunciadas, ha hecho hincapié en que no son "un regalo" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ni ninguna "idea brillante" que le haya surgido "de repente", sino que más bien se debe a que los grupos parlamentarios "obligan" al PSOE "a hacer cosas que no quiere hacer". "Es tan de primero de izquierdas como que la gente no tenga que escoger entre comer o pagar la luz", ha apuntado Rufián tras recordar que los socialistas decían antes "que eran imposibles" medidas como la que ahora Sánchez ha anunciado.

En otra rueda de prensa, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha resaltado que son "un parche" y que son unas medidas populistas porque plantean "soluciones aparentemente sencillas y geniales para un problema complejo". Algunas, ha dicho Bal, están copiadas de otros países, con un sistema de producción y comercialización "absolutamente diferente" al español, y ha insistido en defender una mesa con expertos y sectores afectados para llegar a soluciones viables, pero "no deprisa y corriendo para ponerse medallitas porque no va a servir de nada".

Íñigo Errejón (Más País) ha aplaudido el anuncio del presidente del Gobierno por ser "una medida valiente" y ha añadido que "si sigue por ese camino" contará siempre con su apoyo, aunque también ha indicado que no es más que una solución "transitoria" y que la solución pasa por una reforma del mercado eléctrico y por favorecer el autoconsumo y las energías verdes.

También Joan Baldoví (Compromís) ha celebrado el anuncio de Sánchez, pues es mejor "que se dé un paso que no dar ninguno", pero ha subrayado que "son parches" más que soluciones a largo plazo, al tiempo que ha resaltado que le parece "sintomático" que el presidente del PP, Pablo Casado, haya "entrado al trapo para que no se cargue sobre las empresas cualquier rebaja".

La diputada Mireia Vehí (CUP) ha dicho que las medidas anunciadas le parecen positivas pero no suficientes, ya que echa en falta las que aborden "qué pasa con la red de distribución de la energía eléctrica que fue privatizada" y "qué pasa con las centrales eléctricas cuya concesión ha caducado".

Ferran Bel (Pdecat) ha diferenciado las medidas referidas a bajadas impositivas, que ha recordado que ya las reclamaban, del anuncio de "confiscar" beneficios de eléctricas, algo que le parece "un tanto populista", aunque a la espera de conocer el decreto para fijar su posición.