Controlado el incendio de Sierra Bermeja gracias a la lluvia

El fuego, que todavía tiene que ser extinguido, ha arrasado unas 7.800 hectáreas y se ha cobrado la vida de un bombero

La dirección de extinción del Infoca ha dado por controlado el incendio forestal de Sierra Bermeja, declarado el pasado miércoles y que afecta a varios municipios malagueños. Así lo han indicado desde el Plan Infoca y ha comunicado el presidente de la Junta, Juanma Moreno, quien ha añadido: "La lluvia que cae desde hace horas ha sido la mejor aliada del intenso y admirable trabajo de los retenes", ha escrito en un mensaje en Twitter.

Moreno ha añadido, por tanto, de que se activa el nivel 0. "Ahora queda una fase compleja hasta su extinción", ha escrito en el mensaje, en el que también da ánimos.

El trabajo de los efectivos que luchan contra el fuego ha permitido que los vecinos de los municipios de Jubrique, Faraján, Júzcar, Alpandeire y Pujerra, que tuvieron que ser desalojados el pasado domingo de forma preventiva por el incendio, hayan podido volver a sus casas.

El incendio ha arrasado unas 7.800 hectáreas, el perímetro supera los 70  kilómetros y se cobró la vida de un bombero forestal el pasado jueves.

Por su parte, la Fiscalía de Medio Ambiente considera que los primeros datos de la investigación apuntan a que ha sido provocado de forma intencionada, si bien es pronto para disponer de información sobre la autoría.

Un total de 1.099 profesionales -entre ellos 260 de la Unidad Militar de Emergencia (UME)- y 49 medios aéreos han participado en la lucha contra este fuego.

El incendio es "de sexta generación", que según los expertos son aquellos que liberan tal nivel de energía que modifican la meteorología de su entorno creando tormentas de fuego.

Según Greenpeace, son mega-incendios "causados por la aridez extrema" a "consecuencia del cambio climático".

"Los bosques que van quedando fuera de rango climático están extremadamente disponibles para quemar. Estos incendios liberan tanta energía que además de tener una atmósfera que les favorece, la aprovechan y la modifican, generando tormentas de fuego", señala la organización ecologista.

Por otro lado, Juanma Moreno ha asegurado también este martes que va a abrir "una batalla" para modificar el Código Penal y que se endurezcan las penas contra los pirómanos.

En Onda Cero, Moreno ha dado las gracias "a esa bendita lluvia" que ha permitido que esta madrugada se pase de la estabilización al control del incendio, "clarísimamente intencionado" y que ha reunido unas condiciones extremas que no se habían visto en los últimos años.

Ha lamentado además que es un incendio "muy complicado", que ha conllevado la muerte de un bombero, pérdida de bienes materiales y el destrozo de uno los pulmones verdes de Málaga.

Ha detallado que, por ejemplo, el agua que tiraban los helicópteros se evaporaba antes de llegar al suelo, que había "lluvia de fuego" por las columnas de humo y pirocúmulos y que el incendio tenía "un clima propio" con la forma de tormenta en una nube y con direcciones de viento ajenas a las generales.

"El propio incendio iba creando condiciones inextinguibles", ha agregado Moreno, quien ha desvelado que el helicóptero Superpuma que tuvo un accidente ayer se ha calcinado, así como otra maquinaria que ha habido que abandonar por los rápidos cambios de las llamas.

Ha explicado que todos los indicios apuntan "de una manera clara" a su origen intencionado porque apareció en dos focos, por la noche, en zona escarpada y con previsión de fuertes vientos: "Está hecho con muy mala baba, con la intención de hacer el mayor daño posible".

Así, ha reclamado que se endurezca el Código Penal, se ha mostrado dispuesto a llevar una iniciativa a su grupo para que llegue al Congreso y ha afirmado que va a hacer de este asunto "una batalla".

Moreno ha recordado que, además de los pirómanos con problemas mentales, ya se han visto por ejemplo incendios provocados por los narcotraficantes para desviar la atención de los cuerpos de seguridad. 

RELACIONADO