Detenido en Madrid el presunto máximo responsable de la mafia calabresa

Los agentes intervienen documentación portuguesa falsa, seis teléfonos móviles y casi 6.000 euros en efectivo

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con los Carabinieri de Italia, han detenido en Madrid a Domenico Paviaglianiti, considerado máximo responsable de la Ndrangueta, la mafia calabresa. Se trata de uno de los prófugos más buscados de Italia y ha sido localizado en un piso del centro de Madrid con documentación portuguesa falsa, seis teléfonos móviles y casi 6.000 euros en efectivo.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el detenido fue puesto este miércoles a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, cuyo titular, Alejandro Abascal, decretó para él prisión provisional.

En su comparecencia ante el juez, explicó que se encontraba en España desde enero de 2020 y se negó a ser extraditado porque asegura que ya ha cumplido la condena por la que le reclaman las autoridades italianas.

Paviaglianiti fue condenado en 2005 a 30 años de prisión, sentencia que fue recurrida ante la justicia española con el fin de evitar la extradición.

En su país se le acusa de la muerte de un hombre, hecho por el que fue condenado a 16 años de prisión, de los que le quedarían por cumplir 11 años y ocho meses.

Durante aquellos años, según ha informado la Policía, circulaba en un vehículo blindado y sus actividades delictivas se centraban, presuntamente, en el tráfico de drogas y armas.

La investigación, que se ha desarrollado a lo largo de este año, detectó que parte de la familia de este mafioso se encontraba en Barcelona donde se refugió durante unos meses hasta su traslado a Madrid.

Una vez en la capital, ciudad donde había fijado su residencia, y tras varias pesquisas, fue localizado y detenido en una acción conjunta con las autoridades italianas.

El arrestado es, a juicio de los investigadores, uno de los máximos exponentes del crimen organizado en Calabria, según informa la Policía Nacional.

En el momento de su arresto, portaba una importante cantidad de dinero, seis terminales móviles y documentación falsa para tratar de eludir la acción de la justicia.

Asimismo en el registro de su domicilio, los agentes han intervenido otros cinco terminales telefónicos.

La investigación, en el marco de la Operación Rosa de los Vientos, ha sido desarrollada de forma conjunta por las autoridades españolas e italianas, con el apoyo de la fiscalía de Bolonia y en colaboración con la Audiencia Nacional.