Sandra Sánchez, kárate, y Alberto Ginés, escalada, dan a España sendos oros en Tokio

Gran día para el deporte español después de que la karateka Sandra Sánchez se colgase el oro en el debut del kata femenino en la historia de los Juegos mientras que en el otro deporte debutante en estos Juegos, la escalada, Alberto Ginés se subiese también a lo más alto del cajón en un final muy ajustado. España, tras un mal inicio en los primeros días, ya suma 14 medallas ya que ha subido al podio en 12 ocasiones pero tiene asegurado hacerlo en fútbol masculino y waterpolo femenino, donde se ha clasificado para las finales.

En la modalidad de kata cuentan las formas, no el combate, y se tienen en cuenta la fuerza, velocidad, equilibrio o potencia, además de la expresión y claridad en los movimientos. Y, en todo ello, Sandra Sánchez era, es y puede que sea la mejor.

Para la final, eligió la kata 'Chatanyara Kushanku', y le dio una puntuación de 28.06 con un 19.60 en rendimiento técnico y 8.46 en rendimiento deportivo. Superó, con ello, a la misma kata por la que optó la nipona, con la misma nota en rendimiento técnico pero inferior en el deportivo (8.28), para quedarse en 27.88 global.

En el estreno, la española es la primera medalla de oro olímpica del karate, al ser la kata femenina la primera de las pruebas en llegar a su fin.

Sandra Sánchez: "Había que dejarse alma y corazón"

Sandra Sánchez ha ganado este jueves la medalla dejándose "alma y corazón" en una kata final que le valió para ser la primera medallista de oro olímpica en este arte marcial.

"No me lo puedo creer, necesito ver la medalla porque son muchas emociones. Me he sentido súper bien, sabía que había que dejarse alma y corazón en el tatami y quería dejármelo y que eso marcara la diferencia", apuntó en declaraciones a RTVE recogidas por Europa Press.

La talaverana salió vistiendo cinturón azul, lo que le dio suerte igual que en certámenes anteriores. "Dicen que salir de azul beneficia y había ganado competiciones siendo azul", recordó la española, de 39 años y primera campeona olímpica al estrenarse el Karate en la cita de Tokyo 2020.

Sandra Sánchez, número 1 del ranking mundial y campeona del mundo, superó a la karateca japonesa Kiyou Shimizu. Y lo hizo con los ánimos recibidos desde España en mente.

"Gracias, porque se puede sentir la energía aunque aquí no hubiera mucho público. Pero me han mandado mucha energía y se nota al saltar al tatami. Esta medalla es por todos vosotros", dedicó la española.

Ginés, oro in extremis

Las buenas sensaciones empezaron desde la prueba inicial de velocidad, donde Ginés fue el mejor. En cuartos de final ni siquiera tuvo que escalar, ya que el estadounidense Colin Duffy hizo salida nula y le 'regaló' el pase a semifinales, donde sí compitió y fue más rápido que el checo Adam Ondra. En la final, se impuso el japonés Tomoa Narasiki, uno de los grandes aspirantes al oro y que perdió sus opciones por un resbalón.

Sin embargo, en la prueba de escalada en bloque, donde ya esperaba hacer su peor resultado, el español fue último entre los siete finalistas, uno menos de los previstos debido a la lesión del francés Bassa Mawem. Aún así, se quedaba a solo un punto del francés Mickael Mawem, Narasaki, Coleman antes de la prueba de dificultad que decidía las medallas.

En esta última modalidad, la favorita del cacereño y que consistía en subir los más alto posible en una pared de más de 15 metros de altura dentro, logró la cuarta posición al sellar una puntuación de 38+ y con la ayuda de Schubert, que desbancó a Adam Ondra del primer puesto en el último suspiro, se proclamó campeón olímpico por sorpresa.

Ginés: "Todavía estoy en una nube"

Ginés ha reconocido sentirse "en una nube" tras colgarse la medalla de oro y todavía "intentando asimilar" su éxito.

"Todavía estoy intentando asimilarlo porque lo he visto en la pantalla me he dicho 'ahora tiene que cambiar algo'. Estoy en una nube, muy contento y con muchas ganas de volver a casa y ver a mi familia", dijo Ginés en declaraciones facilitadas por el COE.

El extremeño explicó cómo vivió los tensos minutos finales de espera hasta confirmar su éxito. "He terminado la cuerda, he bajado y me he sentado. Estaba primero y me estaba comiendo la cabeza haciendo números. Al final se ha quedado como estaba, yo primero", apuntó.

Respecto a la clave de su sorprendente oro, se refirió al "trabajo bien hecho durante estos años". "Al final todo suma, todo cuenta. Espero que pueda tener una larga trayectoria y pueda ir a más Juegos para ampliar mi palmarés", deseó.

RELACIONADO