Sanidad notifica 55.939 nuevos casos de coronavirus, 157 muertes desde el viernes y la incidencia baja a 673

El Ministerio de Sanidad ha registrado este lunes, con datos aportados por las comunidades autónomas, 55.939 nuevos casos de coronavirus desde el viernes, de los que 5.112 han sido diagnosticados en las últimas 24 horas, frente a los 24.753 registrados el viernes, lo que eleva a 4.502.983 la cifra total de personas contagiadas de Covid-19 desde el inicio de la pandemia.

Respecto a la incidencia media actual de contagios en España en los últimos 14 días, el informe muestra que se ha reducido ligeramente, situándose en los 673 casos por cada 100.000 habitantes, en comparación con los 687,30 notificados el viernes por el departamento dirigido por Carolina Darias.

En cuanto a los fallecidos por Covid-19, se han notificado 157 más, de los cuales 207 se han registrado en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 81.643 personas.

Actualmente hay 10.578 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España y 1.856 en una UCI, si bien en las últimas 24 horas se han producido 1.216 ingresos y 619 altas. La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa en el 8,90 por ciento y en las UCI en el 3,91 por ciento.

España acelera la vacunación

La variante Delta sigue extendiéndose por medio mundo y los países ponen empeño en avanzar el proceso de vacunación. España pelea por alcanzar su objetivo de conseguir la esperada 'inmunidad de rebaño', algo que las nuevas variantes están poniendo cada vez más difícil. Todo ello hace que el 70% de población vacunada anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pueda ser insuficiente para alcanzar el esperado objetivo marcado por la Unión Europea, un porcentaje que los expertos elevan ahora hasta el 85-90%.

España tiene ya a un 57% de su población completamente inmunizada, es decir, con las dos dosis necesarias de las vacunas (una en el caso de la dosis de Janssen), y un 67% de la población con una sola dosis.

El Gobierno espera avanzar en su plan de inmunización y adelantar algo más el objetivo del 70% de población inmunizada con la llegada en agosto de más de tres millones de dosis 'extras' de vacunas contra el COVID-19, como así anunció Sánchez, lo que elevaría la cantidad recibida por nuestro país en el octavo mes del año de 13 a 16 millones.

Darias rechaza la vacunación obligatoria

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha rechazado la idea de imponer a nivel nacional la vacunación obligatoria contra la COVID-19 porque "la gente acude masivamente a vacunarse". "En relación a las medidas que ha tomado Macron en Francia con la vacunación obligatoria, es que en España no sucede eso, al menos hasta ahora. Al contrario, cada franja de edad que se abre hemos visto cómo acude masivamente la gente", ha argumentado en una entrevista en YouTube con David Calle (Unicoos).

El Ejecutivo francés ha impuesto la vacunación de todos los trabajadores sanitarios y el uso de un certificado sanitario para la realización de determinadas actividades, como acceder a un restaurante u otros establecimientos. Estas medidas han provocado protestas con miles de personas en las calles de Francia.

En cambio, en España, algunos líderes, como el presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, ha pedido al jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, que busque una fórmula legal para que la vacuna del coronavirus sea obligatoria en nuestro país y que "unos pocos no compliquen la vida a los demás".

La quinta ola cierra julio con 612 muertos y los contagios disparados

La quinta ola de coronavirus ha cerrado julio con 612 muertes y una incidencia de contagios disparada, cercana a los 700 casos por cada 100.000 habitantes, después de empezar el mes con poco más de 117. Y fue el primer fin de semana de julio el que dio el pistoletazo, con una subida de 51 puntos.

Durante esa primera semana de julio, España registraba alrededor de 15.000 contagios diarios, y, en pleno pico de la quinta ola (27 de julio) los casos diagnosticados en 24 horas se duplicaron y llegaron a rozar los 30.000.

La evolución de la incidencia acumulada ha sido muy significativa. El día 1 de julio se situaba en los 134,3 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, mientras que el día 30 se colocó en los 687,3 casos, ya en el descenso de la ola.

La incidencia ha crecido de manera muy contundente durante el mes de julio, sobre todo el primer fin de semana, cuando aumentó más de 50 puntos.

Desde entonces, la incidencia fue creciendo a un ritmo diario de unos 20 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Llegó a incrementarse hasta 70 los fines de semana y el pasado 27 de julio llegó a su pico máximo con 701,9.

Pero si hay un dato destacable que marca esta quinta ola es el de los contagios por grupos de edad. Las franjas etarias de los jóvenes entre los 12 a 29 años han sido las que más incidencia han registrado: la de 12 a 19 años ha cerrado julio con 1.524,7 casos y la de 20 a 29 años con 1.524,7.

En cambio, en los grupos que superan esa edad la transmisión ha sido menor, especialmente en los de mayor edad que contaban con la pauta completa de inmunización.

Si algo ha demostrado esta quinta ola es la efectividad de las vacunas, porque, si se compara el número de decesos semanales en enero -en plena tercera ola de contagios y con apenas 2.000 personas inmunizadas en España- esa cifra ascendía a 2.000 muertes, frente al centenar de fallecidos a la semana durante este julio.

En el mes de julio, España ha registrado un total de 612 muertes. Desde el inicio de la pandemia (con datos del pasado viernes) han fallecido 81.486 personas, de las cuales 199 lo hicieron en la última semana.

Algo que los expertos ya advertían, pues ante el aumento de contagios y la propagación de la variante delta -más contagiosa-el riesgo de padecer complicaciones en la enfermedad e ingresar en los hospitales crece.

De hecho, las ucis han registrado un aumento considerable en la ocupación. El porcentaje de camas con pacientes de covid en cuidados intensivos el 1 de julio era del 6,5 %, mientras que el día 30 esa cifra aumentó hasta los 17,7 %.

Cataluña ha sido la comunidad con mayor presión hospitalaria en las ucis, y ha cerrado julio con cerca del 45 % de ocupación -más del doble que la media nacional-, seguida de Baleares (22,3 %) y Madrid (22 %).

En cuanto la positividad de las pruebas, tanto PCR como antígenos, julio comenzó con un 5,4 % de positividad en los test y cerró con el 15,9 %, un registro que ya ha comenzado a bajar ante el descenso de la ola.

Valores muy alejados del 5 % que la OMS marca como el tope máximo al que debe llegar la positividad de las pruebas para controlar la pandemia.

Lo que ha propiciado la autorización por parte del Gobierno de la venta en farmacias sin prescripción médica de pruebas rápidas de autodiagnóstico de la covid, que permiten acelerar la detección de positivos y cortar la transmisión.

"Es muy importante establecer medidas de autodiagnóstico, ya que la exigencia de prescripción para la venta al público constituía una barrera y es conveniente incluirlo entre los productos de autodioagnóstico autorizados para su adquisición en farmacia sin ella", manifestó la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, ante la Comisión de Sanidad de la Cámara Baja.

Las CCAA siguen adoptando medidas

Extremadura ha vuelto a las 00:00 horas de este lunes 2 de agosto al nivel 2 de alerta para frenar la expansión de la pandemia, con medidas como la prohibición de reuniones sociales de más de seis personas. Otras, como Cantabria, suben a nivel de riesgo muy alto (4) después de que la ocupación de las ucis, con 27 pacientes ingresados, haya aumentando casi cinco puntos hasta situarse en el 25,7 por ciento.

Aunque los contagios en Extremadura parece que tienden a estabilizarse en los últimos días, lo cierto es que los ingresos han aumentado en la región, con un total de 97 personas hospitalizadas por la covid-19, 11 de ellas en UCI.

Según los últimos datos publicados por la Dirección General de Salud Pública, la incidencia acumulada a 14 días en Extremadura se sitúa en 607,56 y a los 7 días en 290,34.

Por todo ello, el Consejo de Gobierno de la Junta solicitó la semana pasada declarar el nivel de 2 de alerta para frenar la expansión de la pandemia, lo que fue avalado por Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) el pasado vienes.

Tras su publicación ayer en el DOE, entran en vigor estas actuaciones con las que se pretende reducir la movilidad y que se dividen en dos grupos: la que rebaja las reuniones sociales de diez a seis personas; y la que modifica aforos y horarios en todas actividades, no solo en el ocio y el turismo.

Se determina un aforo del 30 % en el interior de las hostelería y de un 75 % en el exterior, y con un máximo de seis personas por mesa, así como el cierre del ocio nocturno a las 2 de la madrugada.

Además, el aforo de los locales comerciales se situaría en el 50 %, el de los mercadillos al 75 %, medidas todas ellas que han sido criticadas por comerciantes y hosteleros.

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha anunciado que ha pedido a la Abogacía General que haga un informe de la resolución del TSJEx para ratificar estas medidas, "porque dice cosas muy interesantes, entre otras que hay que analizar muy bien día a día los datos para que no se mantengan esas restricciones más allá del momento en el que sean estrictamente imprescindibles", algo que, según ha dicho, comparte "plenamente".

Además, el TSJEx ha autorizado cierres perimetrales en las localidades con incidencia más alta, y actualmente se encuentran en esa situación 28 municipios de la región.

RELACIONADO