Después de Salamanca, Sánchez aborda el turno de privilegio ‘bilateral’ de concesiones a Cataluña

En la agenda figuran traspasos de competencias, y ayudas sociales y de fondos europeos para proyectos y las infraestructuras

El hecho de que la reunión, que hoy se va a celebrar en Madrid, se llame ‘Comisión bilateral Estado-Generalitat’ es una anomalía por está claro que la Generalitat forma parte del Estado. Pero está es la enésima concesión de Pedro Sánchez al separatismo catalán, a cambio de que ERC le apruebe los PGE de 2021 y le garantice, como le ha prometido Aragonés, dos años de estabilidad del gobierno del PSOE y UP, casi hasta las próximas elecciones generales de 2023.

En esta reunión, que por parte catalana presidirá la consejera Laura Vilagrá y por ‘el Estado’ la nueva ministra Territorial, Isabel Rodríguez, se abordarán cuestiones relativas al traspaso de competencias y ayudas de corte social (SMV) y para infraestructuras (aeropuerto del Prat y Puerto de Barcelona), que figuran en la agenda oficial y desde luego habrá algunos apuntes sobre los traspasos a Cataluña de los fondos de la UE.

Aunque a buen seguro existe otra agenda más opaca y sigilosa que no verá la luz pública y que mejorará, sobre todo en fondos de la UE, las ayudas del Gobierno a Cataluña con respecto al resto de CCAA, con las que Sánchez se reunió el pasado viernes en Salamanca y en la que no participó Pere Aragonés en representación de la Generalitat.

Estamos ante una flagrante discriminación del Gobierno de Sánchez en fondo y forma con la que se priman a las autonomías gobernadas por los partidos soberanistas que sostienen el Gobierno de Sánchez, ERC desde Cataluña, y PNV desde el País Vasco.

Y todo ello no en el beneficio de España e interés general de los españoles, sino en el beneficio personal del presidente Sánchez. Una discriminación palmaria y fehaciente que se puede probar y podría ser objeto de demandas ante la Justicia por presuntos delitos de prevaricación y malversación, algo que deberían comenzar a tener en cuenta la Oposición y las CC.AA. que se sienten discriminadas y que, para empezar, no tienen comisión bilateral con el Estado.

Todo ello en aras de eso que, en los documentos internos del PSOE, ahora se llama el ‘multinivel’. Lo que constituye el reconocimiento expreso de la discriminación de unos y el favoritismo hacia otros.

Algo que hoy se va a escenificar en Madrid con esta Comisión que cierra el curso político del primer semestre y que le abre a Sánchez la puerta de sus nuevos PGE de 2021 con la ayuda de ERC. Y de PNV que Ya cobró lo suyo y por adelantado a la Cumbre de Salamanca, en la que Pedro Sánchez tapó la boca de las CCAA discriminadas enseñándoles los ‘sacos del dinero’ de los fondos de la UE.

RELACIONADO