Ana Peleteiro consigue el bronce en la prueba de triple salto

La española se metió en el podio con un salto de 14,87 metros, batiendo su mejor marca personal y el récord de España

La española Ana Peleteiro se ha colgado la medalla de bronce en la final de triple salto de los Juegos Olímpicos de Tokio, ofreciendo a España la séptima presea en esta cita olímpica, en una prueba en la que la venezolana Yulimar Rojas se ha colgado la medalla de oro con récord del mundo.

De esta manera, la gallega, que batió dos veces durante la final el récord de España, se convierte en la tercera mujer española en conquistar una presea en Juegos Olímpicos, después del bronce de María Vasco en 20 km marcha en Sydney 2000 y el oro de Ruth Beitia en salto de altura en Río 2016.

Peleteiro ha reconocido que lleva "toda la vida soñando" con convertirse en medallista olímpica, algo que ha cumplido este domingo con su bronce en la final de triple salto, y ha afirmado que antes del quinto salto ha conseguido recuperar "a esa Ana guerrera" que ha logrado mejorar su marca.

"No puedo parar de llorar. Sabía que hoy podía ser un gran día, pero nunca me imaginé que lo conseguiría. Soñaba mucho con ello, pero no sabía si iba a ser capaz de sacar ese salto", señaló en declaraciones al Comité Olímpico Español (COE) tras la prueba.

La gallega terminó tercera, tras batir dos veces el récord de España, en una final en la que dominó la venezolana Yulimar Rojas, con nueva plusmarca mundial, y en la que la portuguesa Patricia Mamona fue plata. "Por fin puedo decir que soy medallista olímpica. Llevo toda la vida soñando con eso. No me lo puedo creer, tendré que esperar unos días para digerirlo", reconoció.

Por último, quiso agradecer su trabajo a su entrenador, el legendario Iván Pedroso, y a su pareja, el también atleta Nelson Évora, campeón olímpico de triple salto en Pekín 2008. "Doy gracias a mi entrenador, que ha trabajado superduro. Nelson, en el quinto salto, vino a motivarme y a sacarme eso que me ha dado desde que lo conozco. Consiguió sacar a esa Ana guerrera", concluyó.