Carreño derrota a Djokovic y logra el bronce que se suma al oro del tiro olímpico

Carreño derrota a Djokovic por 6-4, 7-6 y 6-3 y suma una nueva medalla, de bronce, que se une al oro cosechado a primera hora por el duo de tiro olímpico mixto formado por Alberto Fernández y Fátima Gálvez

Buena mañana para la delegación española en Tokio que tras el oro cosechado por Alberto Fernández y Fátima Gálvez en la final de Foso Olímpico de Tiro por equipos mixtos, al superar (41-40) a la pareja de San Marino, llegó el bronce conseguido por Pablo Carreño ante el número uno del mundo Novak Djokovic en la final de "consolación".

El tenista español Pablo Carreño logró la medalla de bronce tras vencer al serbio Novak Djokovic, cabeza de serie número uno, en el partido por el tercer puesto de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, disputado en el Parque de Tenis de Ariake, en tres sets, por 6-4 y 6-7 (6) y 6-3.

Fue un duelo de titanes de casi tres horas, y con un desenlace épico. Carreño subió al podio en la sexta pelota de partido frente a un Djokovic desquiciado, extenuado y rumiante aún de la pérdida de ser el primer tenista de la historia en lograr el 'Golden Grand Slam', un hito con el que adornar los 20 'grandes' títulos de su currículo.

En cambio, Carreño se mostró sólido y agresivo con su revés y eficaz en los interminables intercambios de bolas. Esa actitud y la mejora del servicio le permitieron derrocar a la mejor raqueta del momento, que vio cómo no acertaba en ninguna de las opciones de ruptura de saque y cedió el primer set por 6-4.

Al pupilo de Samuel López, forjado en la fábrica de talentos de Juan Carlos Ferrero en Villena (Alicante), le bastó con un 'break' en el sexto juego con un 'globo' para sentenciar el primer parcial frente a un rival que aún no había encajado la derrota contra el alemán Alexander Zverev, y con la que se alejaron oro y la gloria olímpicos de un plumazo.

Carreño volvió a exhibir el tenis sólido que no le dejó el ruso Khachanov en la segunda manga para neutralizar la reacción de 'Nole'. Sin ninguna opción de 'break' para ninguno de los dos rivales en la 'final B' del torneo olímpico, Djokovic sacó su orgullo para salvar una pelota de partido con 5-4 y ganar el juego de desempate (8-6).

El guion parecía escrito para una remontada del número uno mundial. No fue así, Djokovic maldecía sus errores, lanzó su raqueta y la estrelló contra uno de los postes de la red para acabar claudicando frente a Carreño. El asturiano logró el break en el segundo juego, lo consolidó en el siguiente y con 3-0 encaminó su ascenso al podio.

El laurel olímpico se hizo esperar. Con 5-3 y servicio, Carreño tuvo que recurrir a varios puntos directos y recuperar la mejor versión de su tenis para ascender al cajón de Tokyo 2020 en el sexto 'match point'. Pudo pensar que una mala tarde ante Khachanov le apartó de un oro que se había ganado a pulso. A cambio colgó del cuello un bronce 'dorado' en su mejor partido de siempre frente al peor rival, el 'ogro' Djokovic.

Oro en tiro

En tiro, el madrileño Alberto Fernández y la andaluza Fátima Gálvez tenían ya el metal asegurado después de acceder a la final, poco más de una hora antes, de manera brillante. Alessandra Perilli y Gian Marco Berti eran el último obstáculo y, con máxima tensión, la dupla española logró el oro tras imponerse en una tensa final que acabó 40-41.

El bronce de Pablo Carreño es la quinta medalla de la delegación española en Tokio 2020, después del oro del equipo mixto de foso olímpico integrado por Alberto Fernández y Fátima Gálvez, las platas de la taekwondista Adriana Cerezo y la kayakista Maialen Chourraut, y el bronce del 'biker' David Valero.

RELACIONADO