David Llorente finaliza décimo en la final de K1, víctima de las penalizaciones, y Prskavec conquista el oro

Sin contar las sanciones, el segoviano había registrado un tiempo de 98.08 que le hubiera servido para finalizar sexto con diploma

El palista español David Llorente ha finalizado décimo en la final de K1 en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, víctima de dos sanciones que le han impedido conquistar el diploma olímpico, mientras que el checo Jiri Prskavec ha cumplido con los pronósticos y se ha colgado la medalla de oro.

En su primera aparición olímpica, Llorente logró meterse en la final con los mejores del planeta, pero solo pudo ser último debido a la fatídica puerta 9 que se saltó, lo que le lastró con una penalización de 50 segundos. Posteriormente, un toque en la puerta 17 sumó dos segundos más de castigo a su crono.

Sin contar esas sanciones, el segoviano había registrado un tiempo en meta de 98.08 que le hubiera servido para finalizar sexto y lograr el diploma olímpico, pero ese objetivo deberá seguir esperando al menos hasta los Juegos de París.

En cuanto a la pelea por las medallas, Prskavec, que llegaba como vigente campeón mundial y máximo favorito, dio una exhibición para detener el cronómetro en 91.63 y batir por más de tres segundos al eslovaco Jaku Grigar (94.85), plata. Por detrás, el bronce fue para el alemán Hannes Aigner (97.11).