Ricky Rubio conduce a España a cuartos de final ante Argentina (81-71)

La selección española masculina de baloncesto se ha clasificado para cuartos de final en lo Juegos Olímpicos de Tokio después de imponerse este jueves a Argentina (81-71) en el Saitama Super Arena, con Ricky Rubio (26 puntos) como máximo anotador, y se jugará el primer puesto del grupo contra la Eslovenia de Luka Doncic, que también llegará al duelo clasificada e invicta.

Tras batir en un trabajado debut a Japón (88-77), España también fue superior a Argentina y ya ha cumplido el primero de los objetivos que tenía en estos Juegos: la clasificación para las eliminatorias. Solo queda saber si llegará como cabeza de serie al sorteo de cuartos, privilegio que se jugará a una carta el próximo domingo (10.20 hora española) contra el rutilante combinado esloveno.

Como ya ocurrió ante la anfitriona, y también durante todo el exitoso Mundial de China, Ricky Rubio fue el mejor del equipo y se fue hasta los 26 puntos, su récord anotador con la selección. El base salió a punto por minuto de juego y se mostró especialmente certero desde la larga distancia (5/6 en triples).

El base de los Timberwolves protagonizó un notable duelo anotador con Nicolás Laprovittola (27), que celebró con su reciente fichaje por el Barça con una gran actuación. Sin embargo, más allá de este mano a mano España demostró que tiene mucho más fondo de armario y siempre dominó el juego una vez superado su mal arranque.

Con cuatro pérdidas en los dos primeros minutos, permitió que la albiceleste se disparara de inicio en el marcador (3-12), pero fue un espejismo porque Ricky irrumpió en el partido con tres triples casi seguidos para poner a su equipo por delante (16-15). En el segundo cuarto se activó el otro arma fundamental de Sergio Scariolo, el funcionamiento defensivo de su equipo, que dejó a Argentina en nueve puntos durante ese parcial.

La defensa española apaga a Argentina

Pese a sufrir en la batalla por el rebote, donde Pau Gasol ayudó a minimizar daños, España controlaba el partido hasta que logró romperlo al final del tercer cuarto, cuando Sergio Llull y un '2+1' del veterano pívot del Barcelona se combinaron para situar una máxima renta de 14 puntos (61-47).

Argentina trataba de no desengancharse, pero Laprovittola se quedaba bastante solo y a Facundo Campazzo le fallaba la puntería (1/6 en triples). El exjugador del Real Madrid acabó desquiciado, eliminado por faltas personales y rompiendo su camiseta por la rabia de encajar una nueva derrota tras sufrir el 'huracán Doncic'.

España sentenció el partido con un triple de Víctor Claver a falta de cinco minutos (72-56) y así lo atestiguó el mensaje de Sergio Hernández. "Seamos inteligentes, se clasifica el mejor tercero", transmitió el seleccionador argentino, recordando a sus pupilos que, más allá de la derrota, la diferencia de puntos también era importante.

El último triple de Ricky Rubio puso la puntilla y la fe del veterano Luis Scola (13) impidió un resultado más abultado, intrascedente para su rival porque el pase estaba asegurado. Se cerró así el 26-3 desfavorable en el historial de la selección argentina frente a España, que ahora tiene tres días para diseñar el dispositivo contra Doncic, asombroso líder de la vigente campeona de Europa.

ESPAÑA, 81 - 71 ARGENTINA (40-34 al descanso)

ESPAÑA: Rubio (26), Rudy Fernández (8), Abalde (-), Claver (9) y M.Gasol (2) --quinteto inicial--; Sergio Rodríguez (6), Llull (10) P.Gasol (9), Abrines (3), Willy Hernangómez (8) y Garuba (-).

ARGENTINA: Campazzo (10), Laprovittola (27), Garino (-), Delia (2) y Scola (13) --quinteto inicial--; Deck (2), Vildoza (5), Brussino (8), Vaulet (2), Bolmaro (2), Caffaro (-) y Gallizzi (-).

PARCIALES: 20-25, 20-9, 21-19 y 20-18.

ÁRBITROS: Locatelli (BRA), Zurapovic (BIH) y Bermúdez (MEX). Eliminado Campazzo por faltas personales.

PABELLÓN: Saitama Super Arena.