España recupera empleo con 464.900 ocupados más en el segundo mejor trimestre de la serie histórica

Este aumento de la ocupación está cerca del récord histórico en el segundo trimestre de 2018, cuando aumentó en 469.900 personas

El paro bajó en 110.100 personas entre abril y junio de este año, lo que supone un 3% menos que en el trimestre anterior, y después de que el año pasado sumase 55.000 parados en este trimestre por la llegada del COVID. Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), la ocupación aumentó en 464.900 puestos de trabajo entre abril y junio (+2,4%), frente al descenso de más de un millón de personas que se registró hace un año por la pandemia. Este aumento de la ocupación está cerca del récord histórico registrado en el segundo trimestre de 2018, cuando la ocupación aumentó en 469.900 personas. "España avanza con firmeza en la recuperación", así ha reaccionado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la publicación de los datos.

Según la Encuesta de Población Activa, publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de desempleados disminuyó en 110.100 personas y se situó en los 3.543.800 desempleados, lo que rebajó 72 centésimas la tasa de paro, hasta el 15,26 %.

El empleo creció en mayor medida que disminuyó el paro, una situación que se explica por el incremento de la población activa en 354.800 personas en edad de trabajar que tienen un empleo o lo están buscando, hasta situarse en los 23.215.500.

El Ministerio de Economía ha resaltado que se trata del segundo mayor incremento de la serie histórica en un segundo trimestre y que, con esta subida, el mercado laboral alcanza un nivel de empleo similar al registrado en el primer trimestre de 2020.

En términos interanuales, el empleo ha crecido en más de un millón de personas (1.064.400) respecto al segundo trimestre de 2020, cuando el confinamiento por la pandemia impactó de lleno en el mercado laboral, mientras que el paro ha aumentado en 175.900 personas, lo que deja a la población activa con 1,24 millones de personas más.

Dentro de los 19,7 millones de empleados del mercado laboral, más de 1,5 millones se encontraban ausentes de su empleo durante el segundo trimestre del año, 470.000 menos que en el primer trimestre.

Este descenso respondió a que en el segundo trimestre hubo menos vacaciones y a que los trabajadores se ausentaron menos por enfermedad o por estar acogidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

De esta forma, explica el INE, el número de horas trabajadas aumentó un 7,73 % respecto al trimestre precedente, al tiempo que disminuyó el número de personas que teletrabajaron más de la mitad de los días, del 11,2 % al 9,4 %.

La ocupación aumentó durante el segundo trimestre tanto entre los hombres (223.500 más) como las mujeres (241.400), así como entre los nacionales (331.200) y los extranjeros (133.700) y, por edades, en todos los grupos pero con mayor fuerza entre los de 20 a 24 años (79.600 más).

Por sectores

Por sectores, el aumento de la ocupación estuvo sostenido por los servicios (365.700 ocupados más), seguidos por la construcción (63.100), la industria (23.000) y la agricultura (13.100).

La ocupación aumentó en 42.100 personas en el sector público, hasta marcar un máximo con 3,4 millones de empleados públicos, y en 422.700 en el privado, tanto entre los autónomos (71.800 personas más) como entre los asalariados (403.200 más).

Entre estos últimos, el incremento del empleo se concentró en los temporales (305.000 más), con más fuerza que entre los indefinidos (98.100), lo que elevó la tasa de temporalidad 1,27 puntos hasta el 25,06 %.

El empleo a tiempo completo se elevó en 325.600 personas y el parcial, en 139.300, lo que aumentó la tasa de parcialidad al 14,41 %.

Respecto al paro, disminuyó más entre los hombres (60.700) que entre las mujeres (49.400), mientras que por edad aumentó en los menores de 25 años y en los mayores de 55.

Por sectores, la reducción del paro se sustentó en todos, con mayor fuerza en los servicios (306.200 parados menos), seguidos por la industria (43.300), la construcción (35.500) y la agricultura (21.900), creciendo sin embargo entre los parados de larga duración (240.000) y los que buscan su primer empleo (56.900).

Por regiones, todas aumentaron su nivel de empleo, en mayor medida en Andalucía (102.400 más), Baleares (60.300) y Comunidad Valenciana (55.100).

Por su parte, las mayores bajadas del paro se dieron en Murcia (22.200), Cataluña (21.200) y Andalucía (19.800), mientras que la Comunidad Valenciana fue la región en la que más subió el desempleo, en 15.600 personas

RELACIONADO