Aumenta la tensión política en Alemania ante la posibilidad de imponer restricciones a las personas no vacunadas

Merkel y los "Länder" adelantan su reunión para analizar la pandemia, mientras sube la incidencia en ciudades como Berlín y Hamburgo

La canciller alemana, Angela Merkel, y los líderes regionales adelantarán al 10 de agosto la reunión que tenían previsto celebrar a final del mes próximo sobre las medidas contra el COVID, mientras sube la incidencia semanal, todavía sin embargo en niveles bajos, y aumenta la tensión política ante la posibilidad de imponer restricciones a las personas no inmunizadas. El jefe de la cancillería federal, Helger Braun, aseguró este domingo al periódico Bild am Sonntag, que podría ser necesario imponer restricciones a aquellas personas que se niegan a ser vacunadas.

El alcalde de la ciudad-estado de Berlín, Michael Müller, actual presidente de la conferencia de líderes de los "Länder", anunció que el encuentro se adelanta dado que considera que cada vez hay menos margen para tomar medidas efectivas que detengan el aumento registrado en las últimas semanas.

Müller había instado a celebrar esa reunión en vista del incremento de las cifras semanales, que en el conjunto de Alemania se situaron este martes en los 14,5 nuevos casos por 100.000 habitantes. En Berlín la incidencia es de 24,8 y Hamburgo, con 26,8, tiene el dato más elevado del país.

Anteriormente, el presidente de Baviera, Markus Söder, instó a adoptar una "estrategia clara" contra la que sería la cuarta ola de COVID en Alemania y para evitar una explosión de casos en otoño, como la que pronosticó la semana pasada el ministro de Sanidad, Jens Spahn, si no se respetan las medidas de precaución generales.

En Alemania este martes se el multiplicó el debate sobre la conveniencia de extender la obligación de presentar un test negativo al entrar en el territorio nacional independientemente del país del que se proceda y la vía de acceso.

De momento, están exentos de mostrar ese test quienes tengan la pauta de vacunación completa o hayan superado la enfermedad, pero algunos expertos apoyan que, ante el incremento de casos de COVID-19 importados del extranjero, se lo pida incluso a esos grupos de población.

El anuncio del adelanto de la reunión entre Merkel y los líderes regionales se conoce tras la entrada en vigor, este martes, de la recalificación de España para Alemania como zona de alto riesgo de contagios con el COVID, según la actualización de las recomendaciones de viaje al extranjero anunciadas el pasado viernes y que incluye también a Holanda en esa categoría.

Ello implica que los viajeros quedarán en cuarentena al ingresar en Alemania por un periodo de 10 días, que puede reducirse a cinco si al quinto día se presenta un pcr negativo. Quedan eximidos de cuarentena quienes muestren un certificado de vacunación completa o de haberse recuperado de la covid.