El equipo español de doma clásica termina séptimo en la final del Gran Premio Especial

El equipo español de doma clásica ha terminado en la séptima posición en la final del Gran Premio Especial de los Juegos Olímpicos de Tokio, igulando el puesto de hace cinco años en Río y logrado el diploma olímpico, mientras que Alemania ha revalidado el oro.

En el Parque Ecuestre de la capital japonesa, España, que había conseguido el pase con el octavo mejor tiempo de la clasificación, abrió la competición con el binomio formado por el jinete sevillano Severo Jurado y su caballo 'Fendi T', que lograron una puntuación de 2308.0.

Tras completarse la primera ronda de todos los equipos, en la que el equipo español se posicionó sexto, llegó el turno del gaditano José Antonio García Mena y de 'Divina Royal', que alcanzaron los 2426.5 puntos para mantenerse en el mismo lugar de la general.

Por último, cerró la actuación española la amazona barcelonesa Beatriz Ferrer-Salat con 'Elegance', con una puntuación de 2464.0, para un total del equipo de 7198.5. Finalmente, Suecia consiguió ascender un puesto y España terminó su participación con un séptimo lugar.

Alemania, con un equipo formado por los binomios Dorothee Schneider y 'Showtime FRH', Isabell Werth y 'Bella Rose 2' y Jessica von Bredow-Werndl y 'TSF Dalera', ha conquistado la medalla de oro tras alcanzar los 8178.0 puntos, encabezando un podio que completaron Estados Unidos (7747.0) y Reino Unido (7723.0), que habían sido bronce y plata en Río, respectivamente, y que en la capital nipona permutan posiciones.

Este miércoles, Ferrer-Salat, bronce en individual y plata por equipos en Atenas 2004, participará en la final del Gran Premio Libre, donde se repartirán las medallas a los mejores en doma clásica en el plano individual.