Un estudio detecta trazas de opiáceos en productos de panadería, lácteos o aperitivos

El estudio analiza la presencia de estos alcaloides qué demuestran malas prácticas en el cosechado de las semillas para consumo humano

Un estudio elaborado por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha señalado la presencia de determinados tóxicos procedentes de las semillas de adormidera (Papaver somniferum L), las cuales se usan con frecuencia en productos de panadería, lácteos, aperitivos, infusiones y aderezos.

En los últimos años, diversas autoridades de seguridad alimentaria han mostrado interés por estudiar la presencia de opiáceos como morfina, codeína, tebaína o papaverina en estos alimentos. Estos alcaloides se encuentran en el látex de la planta de la adormidera, cuyas semillas se contaminan debido a las malas prácticas de cosechado.

Un grupo de investigación de la URJC ha analizado la situación actual sobre la presencia y análisis de estos tóxicos en algunos productos comerciales.

Los resultados del trabajo que publica Trends in Food Science & Technology revelan "la presencia de altos niveles de alcaloides opiáceos en algunas semillas destinadas al consumo humano", informa la universidad en un comunicado.

Los primeros resultados constatan que el 73 % de las semillas comerciales analizadas, procedentes de 14 productos comerciales "presentaban niveles de morfina que exceden el valor de referencia de 10 mg/kg establecido por la Unión Europea".

Estos resultados "confirman la necesidad" de seguir estudiando la exposición real de la población a los alcaloides opiáceos, examinando no solo el consumo de este tipo de semillas, sino de otros alimentos que las contienen para establecer una legislación armonizada" en la Unión Europea", señala Isabel Sierra, autora principal de estudio.

Sierra es directora del grupo de investigación en Química Analítica aplicada a medioambiente, alimentos y fármacos (GQAA-MAF) de la URJC e investigadora principal del proyecto EVALKALIM, para evaluar la presencia de algunos alcaloides en alimentos y estudiar sus efectos adversos para la salud pública.

El GQAA-MAF ha desarrollado "un método analítico rápido, sencillo y eficaz basado en el uso de nanopartículas magnéticas para la determinación de seis alcaloides opiáceos en semillas comerciales de adormidera", explica la Universidad.

El método permite extraer y purificar, en cuatro minutos, los opiáceos presentes en estas muestras.

"Gracias a este novedoso método también hemos podido demostrar que el etiquetado que presentan algunos de estos productos es erróneo porque indican contener semillas de Papaver rhoeas (amapola) carentes de opiáceos en vez de adormidera", subraya Sierra.