Muguruza y Sorribes, que prolonga su racha, se meten en octavos de final

La hispano-venezolana gana con autoridad a Wang y la castellonense a Fiona Ferro

La española Sara Sorribes, protagonista de la gran sorpresa del torneo olímpico femenino de tenis al derrotar en primera ronda a la número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty, prolongó este lunes su buen momento con una nueva victoria, por 6-1 y 6-4, sobre la francesa Fiona Ferro, para meterse en octavos de final.

La jugadora castellonense rompió tres veces el servicio de su adversaria, número 64 del ránking mundial, y ventiló el primer set por un concluyente 6-1 en 37 minutos.

El segundo resultó más igualado. Cada jugadora ganó su servicio, y en el séptimo y octavo juegos se infligieron mutuamente un "break", pero la española, con 5-4 a su favor, logró el decisivo en el décimo.

En octavos, Sorribes se medirá con la rusa Anastasia Pavlyuchenkova, decimotercera cabeza se serie, que este lunes se deshizo de la alemana Anna-Lena Friedsam por un doble 6-1.

Por su parte, Garbiñe Muguruza alcanzó este lunes los octavos de final después de imponerse con mucha autoridad a la china Qiang Wang en dos sets por 6-3, 6-0 en poco más de una hora.

Después de tener que trabajar en su primer partido ante la rusa Veronica Kudermetova (7-5, 7-5), la séptima cabeza de serie en la capital japonesa mostró su mejor versión ante una rival que le había derrotado en sus dos anteriores enfrentamientos.

Y eso hizo quizá saltar a la pista con un extra de concentración a la doble ganadora de 'Grand Slam', que no dio demasiadas concesiones apoyada en sus fortaleza con el servicio, con el que pudo dominar a la asiática, que aunque pudo lograr un 'break', sólo pudo ganar diez puntos al resto.

El duelo empezó equilibrado y con los servicios imponiéndose, pero fue Muguruza la que primero consiguió romper, en el sexto juego para ponerse 4-2, pero Wang reaccionó rápido y recuperó el saque en el siguiente, aunque ya no volvería a ganar ningún juego más.

La de Caracas volvió a quebrar y no perdonó esta vez para cerrar con su servicio el set y encontrarse ya con un partido cuesta abajo en el segundo, ayudada por los continuos errores de la china, que sólo ganó ocho puntos.