Sánchez descarta una renovación del Poder Judicial al dar por hecho que el PP lo bloqueará indefinidamente

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado que no encuentra en el PP "ninguna voluntad" para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y otros órganos constitucionales y, por ello, ha asumido que, por ahora, no hay posibilidad de llegar a un acuerdo. De ahí que tampoco tenga intención de telefonear ahora al líder del PP, Pablo Casado, para tratar de desencallar la negociación.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de HP, en Silicon Valey (California), para hacer balance de su gira económica por Estados Unidos, y en la que ha acusado al PP de mantener un "bloqueo que no tiene sentido", que mantiene al CGPJ con su mandato caducado desde hace "961 días", y que supone, a su juicio, un incumplimiento constate de la Constitución.

El presidente ha trasladado después, en una conversación informal con periodistas, que el Gobierno entiende que el PP ha tomado una "decisión política" y ha dado por imposible un acuerdo en este contexto, ya que eso exigiría, a su juicio, que los 'populares' se movieran de su posición actual.

Sánchez ha llegado a esta conclusión tras haber hablado con su ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, después de la ronda de contactos que ha iniciado en nuevo hombre fuerte del Gobierno con los grupos parlamentarios, y en la que ha constatado, según Sánchez, que "no parece que haya ninguna voluntad del PP de cumplir con la Constitución".

El jefe del Ejecutivo ya dejó claro el miércoles en Nueva York, durante la primera jornada de su gira norteamericana, que no tiene intención de recuperar la reforma que en su día registraron el PSOE y Unidas Podemos para reducir la mayoría necesaria para elegir en el Parlamento a los nuevos miembros del órgano de gobierno de los jueces, y evitar tener que contar con el PP. De este modo, su postura seguirá siendo la de seguir llamando al PP a que reflexione y a que se avenga a cerrar con el Gobierno un acuerdo para designar a los nuevos vocales, como se ha venido haciendo hasta ahora.

Tras varios intentos fallidos de retomar esta negociación, que se alarga ya desde hace dos años y medio, Sánchez no tiene intención ahora de levantar el teléfono para tratar de desencallar personalmente las negociaciones con Casado, y así lo ha vuelto a dar a entender el viernes desde Estados Unidos, al ser preguntado al respecto.

"Ya hemos tenido esa conversación, el ministro de la Presidencia ha hablado con el PP, y claramente nos han trasladado cuál es su posición. Lo que puedo hacer es un llamamiento de nuevo a que cumplamos con la Constitución. Ojalá en septiembre el PP reflexione y podamos producir ese relevo tan necesario", ha insistido, al ser preguntado de nuevo al respecto.

La última vez que llamó a Casado para hablar de este asunto, en febrero de 2021, su conversación derivó en que Bolaños --entonces como secretario general de la Presidencia-- y el 'número dos' del PP, Teodoro García Egea, estuvieron a punto de cerrar un acuerdo.

No obstante, todo saltó por los aires una vez más, en esa ocasión, tras el veto de los 'populares' a dos de los candidatos propuestos por socialistas y 'morados', la actual delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, y el juez José Ricardo de Prada, y la negativa del Ejecutivo a renunciar a este último.

"Si me preguntan qué medida voy a tomar, simplemente recordar a la oposición que tiene que cumplir con la Constitución, que si estamos obligados a cumplir siempre, en estos tiempos de pandemia aún tenemos que hacerlo más porque lo importante es reforzar las instituciones para el correcto funcionamiento de la democracia", ha recalcado, descartando así un 'plan b'.

A este respecto, ha señalado que el PP debe asumir "el resultado electoral" de una vez, y "ser consciente de que cuando se está en minoría", eso no tiene que significar "que se bloquee la renovación de los órganos constitucionales, sino que desde esa posición de minoría que tiene la oposición, participe en la renovación de estas instituciones tan importantes".

El "varapalo" por Plus Ultra

Por otro lado, el presidente del Gobierno ha defendido el rescate de la línea aérea Plus Ultra ya que afirma que el Ejecutivo se ha ajustado en todo momento a la legalidad pese a que la Justicia haya paralizado ese rescate.

Sánchez se ha referido de esta forma en rueda de prensa en Estados Unidos a la paralización por el juez del rescate público de Plus Ultra y su decisión de conceder cinco días a esta aerolínea para que justifique la necesidad de que se le entreguen los 34 millones de euros que aún debe recibir del fondo gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales para socorrer a empresas estratégicas y viables azotadas por la pandemia.

Ante esa decisión, el jefe del Ejecutivo ha recalcado que está al frente de un Gobierno "que cumple con la ley, es transparente y es escrupuloso con todo lo que tiene que ver con la acción y desembolso de recursos públicos".

Ha señalado que no tiene nada que decir a la decisión de la justicia y ha repetido que el Gobierno "ha cumplido con la legalidad, es escrupuloso con el uso de los recursos públicos de todos los españoles y tiene una absoluta transparencia".

Satisfecho con su gira por EEUU

Por otro lado, Sánchez ve cumplido el objetivo de su gira económica por Estados Unidos ya que cree que ha logrado situar a España "en el radar" de los fondos de inversión para decisiones de negocio a corto y medio plazo. "El momento para invertir en España es ahora", afirmó Sánchez.

El jefe del Ejecutivo cerró en Silicon Valley esa gira que tuvo escalas en Nueva York y Los Ángeles para explicar a los principales fondos de inversión y a las grandes empresas tecnológicas las oportunidades de inversión que ofrece España. Esos potenciales inversores considera que están llamados a jugar un importante papel en la transformación y digitalización de la economía española que van a propiciar el Plan de Recuperación y los fondos europeos.

En esta jornada, el grueso de sus encuentros ha sido de carácter tecnológico ya que se ha entrevistado a solas con el consejero delegado de Apple, Tim Cook, y se ha reunido con los máximos responsables de otras empresas como HP, Intel, Qualcomm, Linkedin, Paypal y Levi's. En su última jornada en Estados Unidos, el presidente del Gobierno se reunió también con representantes de empresas como Zoom, Youtube o Sentinel y acudió a otro encuentro con un grupo de inversores estadounidenses junto a los responsables de cinco empresas emergentes españolas que le han acompañado durante su viaje.

El balance de todas estas reuniones y de las mantenidas a lo largo del viaje consideró que ha sido positivo porque se ha situado a España en "el radar" de todas esas empresas y fondos de inversión. "Es ahora, en estos próximos meses, cuando estas grandes empresas van a decidir dónde localizar sus grandes inversiones durante los próximos meses y años", añadió. Que los inversores extranjeros participen de forma activa en el proceso de modernización de la economía española cree que es fundamental.

Sánchez, que ha vuelto a ligar vacunación y recuperación, destacó la importancia de que no haya rechazo de la sociedad española a la inmunización como elemento esencial para la recuperación de la economía y en contraste con la actitud de la población de otros países.

En ese contexto, señaló que de los países con más de diez millones de habitantes, España es el tercero del mundo con más porcentaje de población vacunada con pauta completa. "Y estoy convencido de que no nos vamos a quedar ahí, sino que podemos llegar a ser el primer país", vaticinó.

Ante las críticas del Partido Popular a esta gira por Estados Unidos y al hecho de que no se haya entrevistado con su presidente, Joe Biden, Sánchez le ha instado a que decida de qué parte está. "Tendrá que decidir de qué parte está, de qué lado se sitúa, si del lado de la recuperación y de hablar bien de España para que haya más inversiones, o del lado de la crispación y la confrontación, algo que no se merecen los ciudadanos españoles", puntualizó

Respecto a una futura reunión con Biden, afirmó que su Gobierno "tiene activada siempre la maquinaria" para cuando sea posible, pero insistió en que en esta ocasión el objetivo del viaje era plenamente económico.

A la oposición se ha dirigido también para señalar que, pese al "ruido" que provoca, el Gobierno avanza y va logrando sacar adelante todas sus medidas.