Los últimos muertos por COVID en la Comunidad Valenciana rechazaron vacunarse

Las últimas personas fallecidas en la Comunitat Valenciana a causa del coronavirus no estaban vacunadas, porque habían decidido no hacerlo, según ha desvelado este sábado el president de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha hecho un llamamiento a la vacunación, en favor de la salud individual y la colectiva.

Puig ha señalado en la rueda de prensa tras al Seminari d'Estiu del Consell que los próximos dos meses van a ser "el esprint final" para acabar el proceso de vacunación contra el COVID que comenzó el pasado 27 de diciembre, desde el que se ha inoculado a más de 3 millones de valencianos, de los que 2'5 tienen ya la pauta completa.

Asimismo, ha explicado que más del 83 % de las personas ingresadas en estos momentos en los hospitales de la Comunitat Valenciana por el coronavirus no están vacunadas o no tienen la pauta completa, por lo que ha insistido en la importancia de que se contribuya al proceso de vacunación.

Puig ha garantizado que el próximo 9 de octubre, día de la Comunitat Valenciana, más del 70 % de los valencianos mayores de 12 años tendrá la pauta completa de vacunación contra la covid-19, lo que supondrá "un grado de inmunización extraordinario", que dará "garantías altas" para superar la pandemia.

A las personas que deciden no vacunarse, Puig les ha transmitido, "desde el respeto a la libertad individual", que la vacunación es "el activo más importante" para superar la pandemia, desde una perspectiva de la salud de cada persona y también de la salud colectiva.

Ha defendido que durante casi cuatro meses la Comunitat ha sido "el territorio más seguro de Europa", y ha asegurado que la agenda central del Consell para los próximos meses es la superación de la pandemia y la reactivación económica, social y emocional, lo cual pasa por mantener la prevención y por la vacunación.

La Comunitat Valenciana notificó este viernes 3 fallecimientos, el jueves ninguno y el miércoles pasado dos muertes por coronavirus.

Por otro lado, Puig ha augurado que los próximos meses serán "decisivos" para la recuperación económica, y ha defendido que la Comunitat cuenta con "palancas para ser una región líder" en políticas sociales, en solidaridad, en innovación y en desarrollo económico, para lo que se cuenta además con los fondos europeos.

Ha afirmado que se va a dar "la máxima agilidad" a la aplicación de esos fondos, impulsando la transición energética y reforzando el escudo del Estado del bienestar, con la mejora de la sanidad, la educación y los servicios sociales, "todo con el objetivo de que nadie se quede atrás".

Puig ha aludido también a la Conferencia de Presidentes autonómicos de la próxima semana, que se centrará en los fondos europeos, y ha destacado que la Comunitat Valenciana "quiere participar en todos los debates y tiene mucho que decir", porque ha demostrado su capacidad de adaptarse a la pandemia "con eficacia y resultados".