Los 'Hispanos' inician el sueño olímpico con su primer examen ante Alemania

La selección española masculina de balonmano intentará ratificar su candidatura a llegar lejos en los Juegos Olímpicos de Tokio con una siempre necesaria y revitalizante victoria en su estreno de este sábado (9.15, hora peninsular española) ante una siempre peligrosa y competitiva Alemania.

Los 'Hispanos' llegan con moral a la capital japonesa. Doble campeona de Europa y bronce en el pasado Mundial de Egipto, el combinado que dirige Jordi Ribera busca ahora estar en la pelea por las medallas en una cita olímpica que les ha sido adversa en las dos últimas ediciones.

Un gol en el último suspiro provocó la eliminación ante Francia en los cuartos de Londres 2012 y peor fue en Río de Janeiro, donde un gol sueco de siete metros en el Preolímpico, ni siquiera dio la oportunidad. Cinco años ha tenido que esperar el balonmano nacional para poder tener la oportunidad de demostrar ser uno de los mejores equipos del momento, ahora que debe ratificar en su puesta en escena en el Estadio Nacional de Yoyogi, un debut siempre complicado en una gran cita y en un clásico que vivirá su enfrentamiento número 67, 35 con triunfo español.

El sempiterno capitán Raúl Entrerríos, que inicia su cuenta atrás para su definitiva retirada, Viran Morros, Jorge Maqueda, Gedeón Guardiola, Julen Aginagalde y Eduardo Gurbino, además de Valero Rivera, entonces suplente, sobreviven a aquella dura tarde ante 'Les Experts', y podrán trasladar su experiencia a los más debutantes, aunque el bloque con el que lleva trabajando Ribera, que ya tiene muchos automatismos trabajados.

Y en un grupo donde no hay ningún partido para el respiro, con otra potencia europea como Francia y la pujante Noruega, además de la creciente Brasil, y Argentina como, en teoría, única 'cenicienta', España sabe que empezar ganando a un rival complicado como Alemania será un refuerzo para una selección que suele ir de menos a más.

El primer examen ya es de sobra conocido por los 'Hispanos', que saben la dureza que les espera en un debut donde hay que acertar a templar los nervios. Los de Alfred Gislason, bronce hace cinco años en Río de Janeiro, apelan a su poderío físico, reflejado en un 6-0 que necesita paciencia y pocos errores, y a su competitividad para ser siempre considerados candidatos.

España se llevó los dos últimos enfrentamientos, en el pasado Mundial, por 32-28, con la recordada actuación de Gonzalo Pérez de Vargas que cambió el partido, y en el último Europeo, por 33-26. Sin embargo, en el último enfrentamiento, los alemanes estaban sin piezas claves como
Weinhold, Wiencek o Pekeler, que elevan el nivel competitivo de un equipo con buenos extremos (Gensheimer, Schiller o Kastening) y una portería veterana que siempre da buen rendimiento (Wolff, Bitter y Heinevetter).

FICHA TÉCNICA:

--EQUIPOS:
ALEMANIA: Bitter (P), Wolff (P), Heinevetter (P), Weber, Weinhold, Schiller, Gensheimer, Kühn, Lemke, Drux, Pekeler, Reichmann, Golla, Knorr, Kastening, Kohlbacher y Häfner.

ESPAÑA: Pérez de Vargas (P), Corrales (P), Entrerríos, Sarmiento, Maqueda, Dujshebaev, Gurbindo, García, Morros, Solé, Gómez, Fernández, Rivera, Figueras, Aginagalde y Guardiola.

--ÁRBITROS:

--PABELLÓN: Estadio Nacional de Yoyogi.

--HORA: 9.15.