Interior había reforzado la valla fronteriza de Melilla ante los últimos saltos

El Ministerio del Interior había reforzado con un mayor número de agentes la zona de la valla fronteriza de Melilla donde la semana pasada se registraron dos saltos masivos en un periodo de apenas 48 horas, que dieron lugar a la entrada irregular de unos 140 inmigrantes. La delegada del Gobierno, Sabrina Moh, informó el pasado lunes de que este refuerzo de seguridad comenzó tras producirse estos intentos de entrada y se iba a prolongar durante toda esta semana.

La delegada del Gobierno admitió que el tramo del perímetro fronterizo donde se registraron los intentos, entre los pasos fronterizos de Beni-Enzar y Barrio Chino, no fue sometido a la remodelación que ha llevado a cabo el Ministerio del Interior en las zonas vulnerables con la instalación de los llamados peines invertidos.

La delegada del Gobierno dijo desconocer si esta circunstancia podría estar relacionada con la mayor presión migratoria que ha vivido esa zona de la valla.

El pasado 12 de julio, 119 subsaharianos, de un grupo de más de 200, lograron acceder a la ciudad autónoma desde Marruecos y dos días después, en un nuevo salto, lo consiguió otra veintena de personas. Este jueves, casi 300 inmigrantes han entrado en Melilla en un nuevo salto masivo.