Polémica en Italia tras justificar Salvini a un concejal de la Liga que mató de un tiro a un marroquí

El líder ultraderechista italiano Matteo Salvini justificó y defendió este miércoles a un concejal de su partido, la Liga, Massimo Adriatici, que en la tarde de ayer mató de un disparo a un marroquí en la localidad de Voghera (norte).

"Avanza la hipótesis de la legítima defensa. Es un docente de derecho penal, exfuncionario de Policía, abogado penalista, conocido y estimado en esta ciudad de Pavía, víctima de una agresión a la que respondió accidentalmente", dijo en sus redes.

Adriatici, consejero de Seguridad en el ayuntamiento de Voghera, mató anoche de un disparo a un hombre de 39 años de nacionalidad marroquí en una plaza de esa localidad y ahora está en arresto domiciliario a la espera de que se aclare lo sucedido.

De acuerdo a una primera reconstrucción de los hechos, publicada por los medios, el consejero había llamado a la policía al constatar que el marroquí estaba molestando a los clientes de un bar y este, al percatarse, le empujó, lo que originó la pelea. "Me ha empujado y partió el tiro, estaba furioso por mi llamada a la Policía", ha declarado el político ante los agentes, según recoge la prensa esta mañana.

El senador Salvini ignoró las peticiones de los partidos de la izquierda para que condenara los hechos y defendió a su correligionario en un vídeo en las redes sociales, alegando que actuó en legítima defensa al sentirse agredido por el inmigrante.

"Lamentablemente ha matado a un ciudadano extranjero que según lo que se va sabiendo es conocido lamentablemente en la ciudad y las fuerzas del orden por su violencia, agresiones e incluso actos obscenos en lugares públicos", refirió el exministro de Interior.

Y agregó: "Por lo tanto, antes de condenar a una persona de bien que se vio agredida y reaccionó, y he escuchado a la izquierda y al Partido Demócrata pidiendo que se tome distancia, esperemos a la reconstrucción de los hechos".

Salvini dijo que "como extrema ratio" ante una agresión la "defensa siempre es legítima".

"Si fuera verdad que el sujeto, que desgraciadamente ha muerto, porque la muerte nunca es una buena noticia, era ya conocido por las fuerzas del orden, los comerciantes y los vecinos de Voghera, evidentemente no se ha tratado de saldar cuentas. La defensa es siempre y en cualquier modo legítima", zanjó.