El TSJC avala el toque de queda en 161 municipios de Cataluña ante la explosión de casos

La Generalitat limitará la movilidad nocturna en las localidades con más incidencia, entre las 1.00 y las 6.00 hasta el 23 de julio

La alta incidencia de coronavirus en España ha obligado a que dos nuevas Comunidades Autónomas, Navarra y Extremadura, hayan vuelto a pedir autorización judicial para establecer un nuevo toque selectivo en sus territorios, medida que, por otra parte, afectará a gran parte de Cataluña, en concreto a 161 municipios, después de que el Tribunal Superior de Justicia catalán (TSJC) haya avalado esta limitación a la movilidad nocturna decretada por la Generalitat.

De este modo, cada vez más Comunidades Autónomas están recurriendo de nuevo al toque de queda y, así, Cataluña se suma a la Comunidad Valenciana como las dos regiones que cuentan con aval para esta limitación a la movilidad nocturna, mientras que Extremadura y Navarra se unen a Cantabria en la petición a sus tribunales para decretar esta medida.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha autorizado el toque de queda nocturno planteado por la Generalitat en los 161 municipios con peores indicadores epidémicos, al concluir que es una medida que pretende "proteger valores y derechos tan sentidos" como la vida y la salud.

De acuerdo con el criterio de la Fiscalía, el alto tribunal catalán ha avalado limitar la movilidad nocturna hasta el próximo 23 de julio -aunque abre la puerta a que pueda ampliarse otras dos semanas- ante la "penosa" situación de los índices epidemiológicos que, recuerda el auto, "nos dejan en tan mal lugar a todos, administraciones incluidas".

De esa forma, a partir de esta noche -una vez se publique en el Diario Oficial de la Generalitat (DOGC)- habrá toque de queda entre la 1,00 y las 6,00 de la madrugada, en aquellos municipios de más de 5.000 habitantes con una incidencia superior a 400 casos por 100.000.

La sala contenciosa del TSJC da luz verde al toque de queda hasta el próximo 23 de julio, una medida que considera es una restricción y no una suspensión de derechos fundamentales, aunque advierte que está a la espera de que se notifique la sentencia del Tribunal Constitucional que declaró nulo el confinamiento del primer estado de alarma.

"Debe no pasarse por alto lo que ello va a suponer una vez se opere su publicación", sostienen los magistrados sobre la sentencia del Constitucional, que se decanta por considerar que el confinamiento domiciliario es una suspensión de derechos.

La sala recuerda que es "un grito a voces" que los municipios donde la Generalitat quiere implantar el toque de queda son "la práctica totalidad" de Cataluña y que la "duración real" de esa medida puede ser de hasta dos o tres semanas, "en atención al dislate de los datos epidemiológicos".

El auto aprueba el confinamiento nocturno con el fin de "salvaguardar y preservar los derechos a la vida y a la protección de la salud y la estabilidad del sistema sanitario en su conjunto y, en concreto, hospitalario y de asistencia primaria".

"No puede dudarse", según el tribunal, que las medidas acordadas persiguen "el distanciamiento social, la limitación de contactos y las actividades grupales", para lograr regular las emergencias sanitarias y el control de los contagios y así "proteger valores y derechos tan sentidos como la vida, la integridad física y la salud de las personas".

El Govern ya anunció este jueves su intención de prorrogar el toque de queda nocturno en las próximas semanas, lo que requerirá de nuevo la autorización del TSJC.

Más de 9.400 nuevos casos

Cataluña ha registrado hasta este viernes 818.511 casos confirmados acumulados de coronavirus desde el inicio de la pandemia --755.318 con una prueba PCR o test de antígenos--, 9.416 más que en el recuento del jueves, informa la Conselleria de Salud de la Generalitat a través de su página web.

El total de fallecidos se sitúa en 22.306, cinco más que los registrados el jueves: 14.204 en hospital o centro sociosanitario, 4.566 en residencia, 1.185 en domicilio y 2.351 que no son clasificables por falta de información.

En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 1.349, que son 94 más que en el último recuento.

Un total de 259 pacientes se encuentran ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) de centros públicos y privados, 22 más que en el balance anterior.

La velocidad de reproducción de la enfermedad (rt) baja a 1,31 y el porcentaje de positividad de los test de antígenos y PCR se sitúa en 20,01%, mientras que la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 1.088,80 por cada 100.000 habitantes y la media de edad de los casos confirmados es de 29,24 años.

La tasa del riesgo de rebrote ha subido: el jueves alcanzaba un nivel de 1.330 y 24 horas después se sitúa en 1.386.

Cataluña ha administrado la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus a un total de 4.716.582 personas desde que empezó la campaña de vacunación --3.924.761 ya tienen la pauta completa--: se han administrado 53.401 primeras dosis en las últimas 24 horas.

En porcentajes, el 59,9% de la población catalana está vacunada con al menos una dosis de la vacuna: de estos, un 49,9% ya tiene la pauta completa de la vacunación.

Toque de queda también en Valencia y Cantabria

Canarias ha sido la primera comunidad en recurrir al Tribunal Supremo para que avale el toque de queda nocturno que le deniega su tribunal autonómico, un toque de queda que ha sido permitido en Cantabria y solicitado por Navarra y que ya está en vigor en la Comunidad Valenciana para frenar la quinta ola de la pandemia.

La autorización del Superior catalán llega también dos días después de que el Superior canario denegara el permiso para establecer un toque de queda en las islas con mayor grado de incidencia de la covid, al estimar que no se ha acreditado que la situación actual de la pandemia represente un peligro tan grave o inminente que no se pueda afrontar con medios ordinarios menos restrictivos.

El Gobierno de Canarias ha decidido recurrir al Tribunal Supremo, extremo al que no ha necesitado llegar el Govern catalán al obtener una luz verde de la Justicia en su comunidad que esperan conseguir también Navarra y Cantabria. La Justicia ha denegado en Extremadura las limitaciones a la movilidad nocturna solicitadas por la Junta este viernes.

La Comunidad Valenciana sí logró el aval judicial a su toque de queda esta semana, al igual que Navarra a otras restricciones previamente, mientras que Aragón y Andalucía han tenido objeciones a sus medidas, que en el caso andaluz suponía el cierre del municipio jiennense de Peal de Becerro.

Cantabria recibió este viernes el aval de su Tribunal Superior para aplicar desde este domingo un amplio toque de queda para 53 municipios, mientras la Justicia lo ha denegado en tres localidades de Extremadura, y Navarra, que lo ha solicitado para casi toda la comunidad, mientras Asturias y Baleares se plantean también un próximo incremento de restricciones.