EEUU evalúa si tiene capacidad tecnológica de "restaurar" el acceso a Internet en Cuba

La isla vuelve a la rutina, aún sin internet ni cifra de detenidos en las protestas

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró este jueves que está estudiando si su Gobierno tiene "la capacidad tecnológica de restaurar" el acceso a internet móvil en Cuba, y descartó facilitar a corto plazo el envío de remesas a la isla.

"Han cortado el acceso a internet. Estamos considerando si tenemos la capacidad tecnológica de restaurar ese acceso", dijo Biden durante una rueda de prensa junto a la canciller alemana, Angela Merkel, en la Casa Blanca.

El presidente se refería al apagón del internet móvil que persiste en Cuba desde que se registraron las inéditas protestas antigubernamentales del domingo, y que según expertos y activistas, tiene como objetivo evitar que se repitan las manifestaciones.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, ha presionado a la Casa Blanca para que llegue a un acuerdo con compañías estadounidenses con el fin de que hagan llegar internet a la isla vía satélite, o bien que expanda el acceso a ese servicio desde la embajada estadounidense en La Habana.

Biden también descartó la posibilidad de restablecer a corto plazo la posibilidad de enviar remesas desde Estados Unidos a Cuba, restringida desde noviembre pasado por orden de su predecesor, Donald Trump.

"Hay una serie de cosas que yo consideraría hacer para ayudar al pueblo de Cuba, pero eso requeriría una circunstancia diferente, o una garantía de que el Gobierno no se aprovecharía de ellas", afirmó Biden.

"Por ejemplo, la capacidad de enviar remesas a Cuba. Eso yo no lo haría ahora, porque lo cierto es que es muy probable que el Gobierno confiscara esas remesas, o al menos buena parte de ellas", agregó.

En cuanto a la crisis sanitaria en la isla por la covid-19, Biden aseguró que estaría "preparado para donarles cantidades significativas de vacunas".

Pero, matizó, solo lo hará "si se garantiza que una organización internacional administrará esas vacunas y lo hará de una forma en la que los ciudadanos de a pie tengan acceso a ellas".

El mandatario agregó que Cuba es un "Estado fallido" que "reprime a sus ciudadanos".

Horas después de que su portavoz, Jen Psaki, condenara la "ideología fracasada del comunismo" en referencia a Cuba, Biden respondió a la pregunta de si comparte esa opinión, y de si piensa lo mismo sobre el socialismo, al que se adhieren algunos de los miembros del ala izquierda de su partido en EE.UU.

"El comunismo es un sistema fallido, universalmente fallido. Y no veo que el socialismo sea un sustituto muy útil", zanjó Biden.

Mientras tanto, en el país la rutina diaria sigue su curso, las personas acuden al trabajo, continúan realizando colas durante largas horas en las tiendas para comprar alimentos y siguen esperando que se restablezca internet en sus teléfonos móviles.

La vida en Cuba sigue.... sin Internet

Este jueves la mayoría de las redes sociales y plataformas de mensajería permanecen bloqueadas en el servicio de datos móviles en Cuba, cuatro días después de las inéditas manifestaciones en las que miles de cubanos protestaron por la escasez de alimentos, medicinas y los molestos y prolongados "apagones".

Solo es posible hasta hora acceder a la red en los parques públicos que ofrecen conexión inalámbrica wifi o a través de los servicios Nauta-Hogar y ADSL en los domicilios, un servicio que aún no pueden permitirse muchos cubanos debido a su alto coste.

Los expertos, y también numerosos cubanos de a pie, creen que las autoridades han cortado internet para evitar que las redes ayuden a que se produzca una repetición de los incidentes que en algunos lugares llegaron a ser violentos al enfrentarse manifestantes y partidarios del Gobierno.

Algunos jóvenes incluso han apelado a ingeniosos trucos para recuperar el acceso a la red de redes y se han auxiliado de plataformas como la VPN para activar sus dispositivos móviles dotados con la tecnología 3G y 4G.

Actualmente conectarse a internet es para la población una vía de escape en medio de la situación de crisis económica y el confinamiento por la pandemia, y es también el método principal con el que la población de dentro de la isla se comunica con sus familiares en el extranjero.

Organizaciones internacionales y algunos gobiernos y dirigentes han condenado al Gobierno cubano por este apagón.