Casado carga ante Garamendi contra el pacto de pensiones y la CEOE tilda de 'marxista' la reforma laboral

La patronal se sentará a negociar la propuesta de reforma de Trabajo, pero avisa de que las oposiciones están más lejos que nunca

El líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado este jueves, delante del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, el uso "tóxico" de los acuerdos que realiza el Gobierno liderado por Pedro Sánchez, aunque ha dicho que "respeta" las decisiones que tomen la patronal, los sindicatos y las organizaciones de autónomos. El jefe de la oposición ha lanzado esta crítica el mismo día que el presidente del Gobierno firma en Moncloa con los responsables de la CEOE, CEPYME, CCOO y UGT el principio de acuerdo que han alcanzado para garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas y reforzar la sostenibilidad del sistema público de pensiones. Otra de las batallas, la reforma laboral, también sale a relucir de la mano de la propia patronal. Garamendi asegura que acudirán a la mesa para negociar la propuesta del Gobierno, pero avisa de que las oposiciones están más lejos que nunca y critica que el informe de Trabajo tiene una profunda "raigambre ideológica", y que además, promueve “un abordaje marxista" del mercado laboral, que resulta "intervencionista, regresiva y desalineada con las necesidades del tejido empresarial y de los trabajadores", zanja.

Garamendi y Casado han participado juntos en el curso de verano que organiza la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en la Universidad Rey Juan Carlos dedicado a los autónomos y los emprendedores. Esta foto --ambos se han saludado a la entrada del curso-- se produce tras las diferencias que el PP y la patronal han evidenciando estas dos últimas semanas sobre indultos y sobre pensiones.

Apenas una hora antes de la firma en Moncloa de ese pacto por las pensiones, Casado ha asegurado que el PP respeta "absolutamente la actuación y las decisiones" de los agentes sociales, pero ha subrayado que el Gobierno "está haciendo un uso tóxico de la propaganda de comunicación de todos los acuerdos a los que quiere llegar".

Casado ha recalcado que "nunca se había visto un Gobierno que abusara tanto a la hora de intentar trasladar a la opinión pública que hay acuerdos", llevando a las asociaciones y organizaciones "retratarse con un logotipo oficial, pianista o un entorno propagandístico". Y haciendo además que "el Parlamento no tenga "absolutamente nada que decir al respecto", según ha criticado.

"Pensamos que el Gobierno se ha convertido en un Gobierno tóxico", ha abundado el presidente del PP, para recriminar al Ejecutivo que no cuente con el Parlamento ni con su formación en ningún momento, algo que, según ha dicho, tienen que "denunciar".

Tras asegurar que hay un Gobierno que "está pensando en las próximas elecciones y no en la próxima generación", ha afirmado que lo que está pasando le recuerda a lo que pasó en España en 2010 con el socialista José Luis Rodríguez Zapatero. "Va a arruinar a nuestros hijos y ya lo reconocen hasta por escrito", ha enfatizado.

Casado ha señalado que este Gobierno, con Podemos, quiere derogar la reforma laboral y de las pensiones que aprobó el PP e incluso apuesta por "recuperar la mesa de autodeterminación". "Entenderá que con esos mimbres, yo no puedo hacer gestos con este Gobierno y tengo que decir que hay una alternativa, futuro, esperanza y otra forma de hacer las cosas", ha proclamado, para insistir que en esa línea de actuación "con este Gobierno es imposible".

Garamendi le ofrece colaboración y carga contra el Gobierno por la reforma laboral

Por su parte, Garamendi ha abierto su intervención saludando a su "buen amigo" Pablo Casado y ha recalcado que la CEOE defiende, el Estado de Derecho, el imperio de la ley y la monarquía parlamentaria". "Lo decimos siempre pero creo que hay que seguir diciéndolo", ha enfatizado. Tras poner en valor la "lealtad institucional", Garamendi ha señalado que para la patronal el principal partido de la oposición es "clave" también porque en España la propia Constitución "dice que también es buena la alternancia cuando toque". "Muchas gracias por estar aquí, siempre es un lujo acompañarte", ha dicho a Casado.

En medio de la polémica por la reforma labora, el propio Garamendi comunicaba este miércoles que CEOE se sentará a negociar la reforma laboral que quiere llevar a cabo el Gobierno, pero avisa de que las oposiciones están más lejos que nunca. La patronal ya había avisado en varias ocasiones de su negativa a la propuesta de reforma laboral del Ejecutivo, que tiene que estar lista para finales de año si España quiere cumplir con Bruselas. Los empresarios, califican la propuesta de Trabajo, capitaneado por la ministra Yolanda Díaz, de "marxista" y ve pocas perspectivas de acuerdo.

La respuesta de los empresarios es tajante. Mantienen una "oposición frontal" a una reforma que tiene una profunda "raigambre ideológica", y que además, promueve “un abordaje marxista" del mercado laboral, que resulta "intervencionista, regresiva y desalineada con las necesidades del tejido empresarial y de los trabajadores", según el documento presentado por la organización y que explica este jueves El País.

Garamendi afirmaba este miércoles que CEOE se va a sentar ahora en la mesa de reforma laboral, pero pensando que "no habría por qué sentarse". "El diálogo social es así. Nos sentaremos en la mesa y diremos lo que opinamos, pero la verdad es que las posiciones están en las antípodas", ha añadido.

De hecho, ha subrayado que la Ley no crea empleo, sino que lo crean las empresas. "Cuando ves una norma que restringe a las empresas, se acaba pensando que no interesa coger a nadie. Esto es lo que tendremos que hablar con el Ministerio", ha añadido.

RELACIONADO