Un juez de EEUU dicta la primera sentencia por el asalto al Capitolio y reprende a los republicanos por sus "tonterías"

Morgan Lloyd, una mujer de Indiana, tendrá que pagar una multa de 500 dólares y cumplir tres años de libertad condicional

El juez Royce Lamberth ha dictado este miércoles la primera sentencia por el asalto al Capitolio de Estados Unidos y ha reprendido al Partido Republicano por las "tonterías" emitidas por algunos de sus miembros al restar importancia a los hechos. En una audiencia en el tribunal federal de Washington DC, Lamberth ha sentenciado a Anna Morgan Lloyd, de 49 años, a tres años de libertad condicional, una multa de 500 dólares (más de 400 euros) y 40 horas de servicio comunitario al haberse declarado culpable de un delito menor por haber entrado sin autorización al Capitolio en la insurrección del pasado 6 de enero.

Morgan Lloyd, procedente del estado de Indiana, se convierte así en la primera acusada en recibir su sentencia por los disturbios en los que estuvo involucrada al acceder al inmueble durante diez minutos, según informa CNN.

El juez ha señalado que la acusada ha evitado una sentencia de cárcel al no participar en la violencia que se llevó a cabo aquel día y debido a que ha reconocido los hechos y condenado a quienes participaron en ellos.

El 6 de enero, Morgan Lloyd manifestó en su perfil de Facebook que se trataba del "mejor día" de su vida, pero antes de la sentencia ha enviado una carta al juez en la que ha indicado que desde su arresto había pasado por una transformación política y en la que se ha disculpado por los hechos.

"Algunos de estos acusados no van a hacer lo que usted hizo", ha apuntado Lamberth ante Morgan Lloyd, para precisar que la libertad condicional "no será un resultado automático" en el tribunal ya que lo ocurrido en el Capitolio fue "un delito grave" y una "vergüenza" para el país.

Por otro lado, el juez ha lamentado las "tonterías" pronunciadas por algunos legisladores republicanos respecto a la insurrección. "No sé en qué planeta estaban", ha dicho Lamberth al respecto.

El asalto al Capitolio, que dejó cinco muertos, tuvo lugar el día que el Congreso de Estados Unidos celebraba una sesión conjunta para ratificar la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales, celebradas el 3 de noviembre. El expresidente Donald Trump rechazó repetidamente el resultado electoral, afirmando que se había producido un "fraude", aunque sin proporcionar pruebas al respecto.

RELACIONADO