Un día después de la salida de prisión de los indultados

Ortuzar, tras los indultos a los presos del 1-O, da a Sánchez dos años para "reconocer a Euskadi y Cataluña como naciones"

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha afirmado que el proceso de construir "un nuevo estatus", tanto para Euskadi como para Cataluña, se debe basar en el reconocimiento de ambas comunidades como naciones, la bilateralidad con el Estado y un sistema de garantías para resolver los conflictos "a través del diálogo y desde el respeto". En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, Ortuzar ha señalado que "Pedro Sánchez tiene dos años" para reconocer al País Vasco y a Cataluña "como naciones" y ha señalado que ha cruzado mensajes con varios de los políticos catalanes encarcelados por el 'procés' y que han sido indultados, y que su alegría por haber salido de prisión se mezcla con "las dudas" de lo que está por venir.

En su opinión, los indultos son "un buen y necesario punto de partida" para dar comienzo a un proceso de diálogo entre los gobiernos español y catalán, ya que "para comenzar ese proceso, está bien sacar a la gente de la cárcel y que los políticos estén libres".

El dirigente del PNV ha defendido "la total legitimidad" de los políticos catalanes para reclamar la autodeterminación, la independencia y la amnistía, aunque ha considerado que "esas metas, que son las metas finales, se pueden lograr con una gradualización con la que se pueden hacer avances, tanto en su caso como en el nuestro".

"En ese camino hay tres pilares: el reconocimiento de que Cataluña o Euskadi son naciones; la bilateralidad, en la que hay dos partes que debemos estar al mismo nivel con todo el respeto; y un sistema de garantías, porque cuando ha habido conflicto siempre ha mandado el Estado y la respuesta mediante la judicialización ha sido mala, por lo que necesitamos garantías de que, en caso de conflicto, se resuelva a través del diálogo y desde el respeto. Con ese trípode, con esos tres principios, podemos construir un nuevo estatus, tanto para Euskadi como para Cataluña", ha asegurado.  Objetivos que ha advertido que Sánchez tiene dos años para hacerlo.

En este sentido, y ante la intención de reactivar tras el verano la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco, Ortuzar ha dicho que "debemos hablar entre los partidos" y que la voluntad del PNV es llegar a "un consenso lo más amplio posible" sobre un nuevo estatus para Euskadi. Así, el dirigente jeltzale ha afirmado que le gustaría que en ese consenso estuvieran "los que apoyaron el Estatuto de Gernika" y también "los que se quedaron fuera, especialmente la izquierda abertzale". "Nosotros vamos a hacer todo el esfuerzo para que ese consenso sea lo mayor y más amplio posible. ¿Cómo vamos a lograr eso? Hablando entre los partidos, para dar un punto de comodidad a todos", ha indicado.

Además, ha considerado que el trabajo realizado por los expertos de la ponencia de autogobierno en la pasada legislatura "debe ser el punto de partida", y que, a partir de ahí, los partidos son los que deben decidir, por un lado, "con qué metodo vamos a dar los próximos pasos" y, por otro, "con qué contenidos".

Ortuzar ha asegurado que el PNV ha actuado "con total claridad" en todo este proceso de la ponencia de autogobierno, "y eso EH Bildu lo sabe, porque tiene nuestra propuesta encima de su mesa, y cuando nos reunimos en octubre de 2019 quedó muy clara nuestra posición".

"Nosotros sabemos qué es posible y qué no con las leyes actuales, con la Constitución y con el Estatuto, y se puede hacer mucho, pero algunas cosas no, porque son ilegales. Nuestra posición se basa en hacer ahora lo que podemos y, en un segundo paso, cómo lograr lo que ahora no es posible modificando las leyes", ha explicado.

En este sentido, ha insistido en que EH Bildu ya conoce la postura del PNV y que, "si quiere, estamos dispuestos a hablar sobre ello, y no solo con ellos, sino también con el PSE, con Podemos y con el PP". "Aunque veo muy complicado llegar a acuerdos con el PP en el momento en el que están", ha puntualizado.

La respuesta de Moncloa

Tras la petición del PNV, la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado que el Ejecutivo se mueve bajo el respeto al marco constitucional recordando que ya existe relación bilateral con cada una de las comunidades autónomas a través de las Comisiones designadas para tal efecto. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero, que ha afirmado que no ha tenido ocasión de ver el literal de las manifestaciones de Ortuzar, ha señalado, eso sí, que la posición del Gobierno es la de "respeto de la constitución de la vertebración territorial en España".

Montero ha admitido que la denominación de las comunidades es un tema "muy traído" en los últimos años. "No voy a entrar si se trata solo de una cuestión de denominación, que está perfectamente definido en el marco constitucional, que creo que ahí está nuestro referente", ha puntualizado.

Sobre el planteamiento de los nacionalistas vascos de apostar por la bilateralidad entre ambas Ccomunidades y el Gobierno central, Montero ha recordado que todas las autonomías tienen Comisiones bilaterales con el Ejecutivo central "para dirimir aquellas cuestiones que se entienden entre esa CCAA y el Estado".

Eso sí, Montero ha señalado que el Gobierno "es sensible" ante las cuestiones que plantean las comunidades autónomas, haciendo mención a la propuesta de reforma del modelo de financiación autonómica, que aún no ha presentado el Ministerio de Hacienda, que ella misma dirige.

Por otro lado, la ministra portavoz también ha comentado las declaraciones del líder de Bildu, Arnaldo Otegi, en las que pedía que se indultara también a los presos etarras. "No tiene para nada comparación", ha replicado Montero. Considera la ministra Montero que la situación de los líderes independentistas encarcelados por el 'procés' es "radicalmente distinta" a los de los presos etarras. "Son dos situaciones que se parecen como un huevo a una castaña", ha sentenciado Montero.

RELACIONADO