La Conferencia Episcopal apuesta por el "diálogo" y pide abandonar las "actitudes inamovibles" tras los indultos

La institución subraya los puntos en común con la carta de los obispos catalanes, fundamentalmente la necesidad de encuentro y respeto al ordenamiento jurídico

La Conferencia Episcopal Española (CEE) reconoce que hay diversidad de opiniones dentro de la Iglesia española sobre los indultos a los líderes del 'procés' y ha pedido a las partes involucradas en el conflicto catalán que abandonen las "actitudes inamovibles".

"Nosotros estamos, como los obispos catalanes, por el diálogo, por la aplicación de la ley, para que se respete la justicia, lo que supone el respeto a la división de poderes, por que no haya actitudes inamovibles y estamos por que se genere un clima de amistad civil y de fraternidad que haga posible abordar un asunto cada vez más enquistado que ha ido creciendo y se ha hecho un problema en la sociedad catalana y el conjunto de España", ha dicho el secretario general de la CEE, Luis Argüello.

La carta de los prelados catalanes pidiendo el indulto para los líderes del 'procés' ha ocupado buena parte de la reunión de la Comisión Permanente que los obispos han mantenido esta semana en Madrid, tal y como ha reconocido Argüello.

Durante una reunión de más de hora y media de duración, los obispos profundizaron en la nota de las diez diócesis de Cataluña para extraer conclusiones, y Argüello ha reconocido que este análisis ha supuesto un ejercicio de diálogo para los obispos, que tienen "diversas sensibilidades y opiniones sobre cómo podría organizarse la vida política y social".

No ha querido expresar la postura oficial de la Iglesia sobre los indultos, pero ha destacado los puntos en común con la carta de los obispos catalanes, fundamentalmente la necesidad de diálogo, encuentro y respeto al ordenamiento jurídico vigente.

Sí que ha criticado las "actitudes inamovibles" que han manifestado los políticos catalanes al abandonar la cárcel y ha subrayado que el conflicto no se puede resolver sólo desde el sentimiento.

"No se puede resolver solo desde el sentimiento ni para la identidad nacional ni para la identidad antropológica. No se puede elevar el sentimiento a categoría jurídica. Una referencia del logos es el respeto a la ley", ha destacado.

Y ha recordado que los obispos catalanes señalaron en su carta que es necesario algo más que la aplicación de la ley. "Es necesaria la aplicación de la ley, la misericordia y el perdón sinceros, pero respetando la Justicia", ha remarcado.