El 90% de las jóvenes acosadas en la calle no reciben ayuda de los testigos

Algunas de las estrategias más habituales a las que recurren para autoprotegerse son evitar volver solas a casa o fingir hablar por teléfono

El 90 por ciento de los casos en los que las mujeres sufren acoso callejero no reciben ayuda de los testigos, que mantienen una actitud pasiva, según el informe Safer Cities for Girls elaborado por la ONG Plan International.

El estudio, en el que han participado 879 jóvenes de entre 15 y 25 años de las ciudades de Madrid, Sevilla y Barcelona, refleja que el 78 por ciento de ellas dicen haber sufrido acoso callejero, pero solo el 3 por ciento lo ha denunciado a las autoridades.

En el marco de este proyecto, la Comisión Europea ha financiado una investigación que ha puesto en marcha una plataforma donde 3.000 jóvenes de Madrid, Barcelona, Sevilla, Charleroi, Amberes y Bruselas pueden marcar en un mapa qué puntos de la ciudad les parecen más o menos seguros en función de sus propias vivencias.

Algunas de las estrategias más habituales a las que recurren para autoprotegerse son evitar volver solas a casa, modificar su ruta, cambiar su forma de vestir, fingir hablar por teléfono o aislarse de los comentarios escuchando música.

El informe destaca también que un 66 por ciento de las encuestadas señalan que son acosadas por ser mujeres.

La directora de Programas Locales de Plan International, Begoña Solórzano, comenta al respecto que se trata de una discriminación por razón de género que tiene un impacto real en la vida de las jóvenes porque no se sienten libres ni seguras.

Por ello solicita que la legislación española incluya en la normativa el acoso callejero "para poder prevenir, detectar, denunciar, sancionar y erradicar esta violencia".

El 59 por ciento de las encuestadas señalan que han sido acosadas por un hombre que iba solo, siendo los grandes parques y las estaciones de transporte los principales escenarios donde se suelen producir escenas de este tipo, en un 43 por ciento, y en el 77 por ciento de las ocasiones este acoso no implica contacto físico.

Sevilla es la ciudad con un mayor porcentaje de acoso callejero sin contacto físico (81 %), seguido de Madrid (79 %) y Barcelona (71 %).

En las horas nocturnas o de madrugada los casos de acoso aumentan a un 54 por ciento aunque un 20 por ciento señalan que son acosadas en cualquier momento del día.

Durante los meses de confinamiento por la pandemia, debido al menor uso de los espacios públicos, este acoso se trasladó a las redes sociales al ser la principal herramienta que los jóvenes utilizan para comunicarse.

Plan International recomienda crear leyes para prevenir y proteger estos casos, invertir en una educación inclusiva de calidad y en igualdad, aumentar los recursos centrados en las jóvenes que han sido acosadas, ver este problema como una violencia por razón de género, reforzar las medidas de seguridad y sensibilizar a la sociedad a través de campañas relevantes.