Cs y Vox presentan sus recursos contra los indultos y reabren la batalla judicial del procés

Arrimadas y otros dos diputados de Cs recurren al Supremo a título individual; Abascal se rodea de seguidores para anunciar las medidas

Ciudadanos y Vox han presentado este jueves ante el Tribunal Supremo sus recursos ante los indultos concedidos por Pedro Sánchez a los políticos condenados por el procés. La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, el vicesecretario adjunto de Ciudadanos, José María Espejo-Saavedra, y el líder de Cs de Cataluña, Carlos Carrizosa han sido los primeros en presentarlos de forma individual. El líder de Vox, Santiago Abascal, ha llamado a sus seguidores a acompañarle en la presentación del recurso ante el Supremo, donde ha denunciado "el acto de traición del Gobierno y de todo el Consejo de Ministros".

La presidenta de Cs y dos de sus diputados han interpuesto uno por cada preso, lo hacen a "título individual", y basan su legitimidad en que eran quienes estaban "en primera fila" cuando en el Parlament "a través de procedimientos ilegales se tramitaron las leyes de transitoriedad y la ley de referéndum".

"Se les privó de su derecho de participación política y ellos interpusieron recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional y ganaron", ha recordado el portavoz de la formación Edmundo Bal, para luego añadir que si tenían legitimación para acudir a la jurisdicción constitucional, "parece evidente que también tienen legitimación para acudir a lo contencioso-administrativo".

En este sentido, ha indicado que la sentencia de la Sala Segunda del Supremo "cifra la condena del delito de sedición en la tramitación de esas leyes" de septiembre de 2017, y ha apostillado que los tres "vieron violentados sus derechos y el tribunal se lo reconoció", por lo que tienen derecho a opinar sobre los indultos de la sentencia que condenó por esos mismo hechos.

Si bien lo presentado este jueves es un primer trámite, un anuncio de interposición de recurso, el portavoz ya ha avanzado que en los mismos pedirán como medida cautelar que los nueves líderes independentistas condenados por el Supremo regresen a la cárcel mientras resuelve sobre sus alegaciones. Según ha explicado Bal, para que la Sala resuelva sobre esas cautelares no es necesario que decida sobre la legitimidad o no de Arrimadas, Espejo y Carrizosa para presentar recurso.

De momento, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TS ha acordado la admisión a trámite de los recursos presentados por Arrimadas y los dos ex diputados de Cs del Parlament de Cataluña contra los indultos. En las providencias se reclama al Ministerio de Justicia que remita los expedientes de indulto a la Sala en un "plazo improrrogable" de 20 días.

Este trámite supone la puesta en marcha de la iniciativa legal de los diputados de Ciudadanos tras comprobarse que ésta carece de defectos formales. Se trata de un trámite automático, que no adelanta ninguna decisión sobre el fondo del asunto ni sobre la legitimación para recurrir, asuntos que se resolverán más adelante. La única consecuencia procesal de este paso es que obligará al Gobierno a entregar al alto tribunal los expedientes de indulto, ya que siempre se reclaman los documentos sobre los actos gubernativos que han sido impugnados para que puedan ser analizados.

Vox anuncia sus medidas

Vox ha mostrado en la calle su oposición a la medida de gracia. Sus seguidores han acompañado al líder de partido, Santiago Abascal, frente al Tribunal Supremo, para anunciar sus iniciativas jurídicas contra los indultos, entre gritos de "Viva España" y "Viva Cataluña".

"Hoy denunciamos el acto de traición del Gobierno y de todo el Consejo de Ministros", ha señalado Santiago Abascal, que ha acudido al Supremo arropado de los principales líderes de Vox. Abascal ha recordado que su formación fue la única que se personó en el proceso y ha anunciado que, mientras se resuelven las alegaciones, ha solicitado como medida cautelarísima que se suspendan los indultos y regresen a prisión.

El líder de Vox ha anunciado que seguirán dando pasos tanto judiciales como políticos para "hacer frente a la rendición del Gobierno de Pedro Sánchez", y ha advertido que la siguiente medida será actual contra el Consejo de Ministros.

"Hay una voluntad declarada de volver a hacer lo mismo que hicieron. Ya lo han dicho, volveremos a hacerlo. Y nosotros estamos aquí para decir que también lo volveremos a hacer que les volveremos a sentar en el banquillo y que acabarán en prisión de nuevo si atacan la legalidad constitucional", ha asegurado Abascal arropado a las puertas del Supremo por Javier Ortega Smith, Macarena Olona e Iván Espinosa de los Monteros, entre otros primeros espadas de la formación.

Ha recordado que Vox también acudió ante la justicia ya en 2014 contra el entonces presidente Mariano Rajoy por su "inacción" frente a Cataluña y que ahora lo hará contra Sánchez, que ha pasado de comprometerse a combatir el "golpe separatista" a engañar a los españoles mediante la "compra de voluntades" de los independentistas para mantenerse en el poder.

Lo ocurrido con los indultos, a juicio de Abascal, ha supuesto "un espaldarazo a los separatistas y una puñalada por la espalda a los españoles y a ese puñado de jueces valientes" que actuaron en esta causa, y a los que ahora se ningunea.

"Pasar salir de la situación es el único camino que se puede recorrer imperio de la ley", ha añadido, para referirse posteriormente a la "ilegalización de partidos golpistas y la suspensión autonomía hasta que pueda restablecerse el orden constitucional".

El PP analiza la legitimación antes de recurrir

Mientras, el PP analiza con detalle los argumentos jurídicos que expondrá al Tribunal Supremo para pedir la legitimación de Pablo Casado y poder recurrir los indultos a los dirigentes del procés posteriormente. Fuentes del partido han señalado a los medios de comunicación que los recursos a los indultos tendrán dos tiempos, el primero basado en la legitimación para poder interponerlos y el segundo, posterior, para presentarlos.

En cuanto a la legitimación, los populares estarían estudiando no sólo la alegación de Casado de ser perjudicado directo por haber estado señalado por los CDR sino también otros posibles argumentos que les darían fuerza para poder recurrir.

Por otra parte, el PP ha avanzado que este fin de semana se alcanzará el medio millón de firmas contra los indultos, toda vez que el partido continúa estos días con las mesas petitorias en las que ahora también piden el adelanto electoral y la dimisión de Sánchez, tal como le ha reclamado Casado.

Los populares reiteran que no plantearán una moción de censura a Sánchez porque "los números los dan las urnas" y, según las encuestas que maneja el partido, el PP ganaría hoy las elecciones.

RELACIONADO