Sánchez defiende que los indultos "son valientes"; Casado le dice que "si le queda dignidad, dimita" y convoque elecciones

El jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición protagonizan una bronca sesión tras la aprobación de la medida de gracia a los presos

El presidente del PP, Pablo Casado, ha exigido este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que dimita y convoque elecciones para que sean los españoles los que se posicionen sobre los indultos que acaba de conceder el Ejecutivo a los condenados por el procés. Por su parte, Sánchez ha vuelto a defender que se trata de una medida "valiente, reparadora y en favor de la concordia y convivencia", y ha reprochado al líder de la oposición sus críticas, no solo a los indultos sino también a los obispos catalanes, los empresarios o los sindicatos, por respaldarla.

El jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición han protagonizado este miércoles en el Congreso un bronco debate después de que el Gobierno aprobase este martes la medida de gracia para los nueve condenados por el referéndum ilegal del 1-O. El enfrentamiento se ha trasladado a sus bancadas, que les han recibido con aplausos y han aplaudido también sus intervenciones.

"Si le queda algo de dignidad, debería dimitir hoy y someter esta decisión al juicio de los españoles, porque usted ha engañado su palabra electoral, ha incumplido su juramento constitucional y está engañando a esta Cámara", ha sentenciado Casado durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, un día después de aprobarse los indultos.

El líder del PP ha aprovechado su primer cara a cara con Sánchez tras aprobarse los indultos para realizar una dura intervención, en la que incluso ha llegado a pedir la dimisión de Sánchez y elecciones anticipadas por "engañar a millones de españoles", en el que ha descrito como "un día aciago para la historia democrática de España".

"El pacto de Drácula"

"Es el pacto Drácula con los separatistas. Saca de la cárcel a nueve delincuentes para que no le saquen a usted de La Moncloa", ha acusado el líder del PP al jefe del Ejecutivo.

"Prometió no indultar, que tramitaría la vuelta de Carles Puigdemont, que penaría con cárcel el referéndum ilegal. Llegó al poder apoyado en una mentira y se retuvo en ese poder con un engaño masivo. Ayer cruzó el rubicón, echó la suerte de España en manos de los que quieren destruirla desarmando a nuestro Estado de derecho", ha denunciado.

En esta línea, Casado ha asegurado que esa "utilidad pública" que usa el Gobierno de argumento para justificar esta decisión no es más que la utilidad "privada" de Sánchez "para sacar de la cárcel a nueve delincuentes a cambio de que no le saquen de la Moncloa" a él. "Habla de respetar la justicia pero le arranca el velo y la espada para clavársela por la espalda", ha enfatizado.

"¿Quién se cree para hablar de una nueva España con 120 escaños, que es el peor resultado de un presidente en la historia de España. A nosotros nos gusta este país, nos gusta esta España, y lo que no nos gusta es usted y su Gobierno", ha recalcado, antes de criticar también que use al Congreso y al resto de formaciones como "atrezzo de su ópera bufa".

Una medida "valiente" y "reparadora"

Sánchez ha comenzado su intervención asegurando que no iba a entrar en la "provocaciones" y "descalificaciones" del líder del PP, aunque sí le ha avisado de que "cuando sale el verdadero Pablo Casado, el faltón, el de los insultos, el de las descalificaciones... ", es cuando se siente "aislado".

Asimismo, le ha reprochado que no sólo critique e "insulte" al Gobierno sino "a todos", como por ejemplo, a los obispos catalanes, los empresarios o los sindicatos, por respaldarla. "A usted expresiones contra los empresarios, que le dan más vueltas a usted en la vida de lo que ha demostrado en la carrera política que lleva", ha asegurado.

"Ha venido a decir que el PP se debe a los españoles, que sus accionistas son los españoles, como si aquellos que no pensáramos como usted viniéramos de Marte", ha lamentado, antes de zanjar el que ha sido su único turno de intervención en su rifirrafe con Casado defendiendo los indultos como una medida "valiente" y "reparadora".

Las preguntas de Sánchez y de Rufián

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, quien en su intervención no ha mencionado ni la amnistía ni la autodeterminación, ha agradecido este miércoles al presidente del Gobierno, su "valentía" por indultar a los condenados por el 'procés', pero le ha dejado claro que ahora debe seguir dando pasos para acabar con la represión judicial y también con la 'Ley mordaza'.

"La pregunta es: ¿Ahora qué?", ha subrayado Rufián en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. Tras preguntarse si Sánchez ha concedido los indultos "por valentía o por necesidad", ha incidido en que todavía hay "muchísima represión en Cataluña y fuera de Cataluña".

Así, ha señalado que, tras los indultos, queda "muchísimo camino que recorrer" y ha citado el Tribunal de Cuentas --que investiga la malversación de fondos públicos para el 'procés'-- el Poder Judicial, el Código Penal y la 'Ley mordaza'.

"¿Qué planes tiene tras los indultos?, ha preguntado Rufián al presidente. "¿Cuáles tiene ERC, qué planes tiene el Govern?", le ha respondido Sánchez, quien ha exigido a los independentistas que defiendan el marco constitucional.

Además, a quienes rechazan la concesión de los indultos a los líderes del 'procés' les ha pedido "comprensión y magnanimidad" porque está convencido de que "el reto" de abrir una nueva etapa de "concordia y convivencia" entre Cataluña y el resto de España "merece la pena".

"Cada uno puede defender la ideas que considere, yo no voy a convencerles de que lo mejor no es la independencia sino la unión", ha asumido Sánchez en su réplica a Rufián. "Lo único que les voy a pedir es que defiendan el pacto constitucional, la legalidad y el Estatuto de autonomía", ha indicado el presidente.

Vox y el "daño irreparable" a España

En el turno de Vox, su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha acusado al Gobierno de estar haciendo un daño "irreparable" a España y ha preguntado hasta dónde son capaces de llegar en relación a Cataluña; a lo que la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha respondido tildando de "antiguo y peligroso" su discurso.

El dirigente de Vox ha acusado al Ejecutivo de Pedro Sánchez de "traicionar" los principios que llegó al poder y los postulados que sus miembros defendían antes llegar al Palacio de la Moncloa.

"¿No les da un atisbo de vergüenza?, ¿duermen bien por la noche sabiendo que han traicionado a la nación? --ha preguntado a la vicepresidenta primera-- ¿Tiene algún valor para ustedes el respeto a la dignidad nacional?".

"¿A qué nación se refiere?", ha respondido Calvo recordando que cuentan con apoyos parlamentarios para desarrollar su acción de Gobierno. "A esa nación no la estamos faltando de ninguna manera", ha insistido contraponiendo a ello el "conservadurismo radical" y "fascismo" con el que Vox y sus homólogos llevan "200 años repartiendo carnets de nación".

"A pesar de que algunos socialistas cuentan hasta 7 u 8 naciones, en España solo una nación, la nación española", ha proclamado Espinosa de los Monteros reconociendo que este miércoles es "muy triste" para el país debido a la publicación de los indultos en el Boletín Oficial del Estado.

Pero además, ha echado en cara al Ejecutivo que esta medida "solo la aplauden los suyos" y no cuenta ni siquiera con el apoyo de los independentistas a quienes "están intentando beneficiar". "Es imposible satisfacer a los que hacen de la insatisfacción una forma de vida", ha avisado advirtiendo de que tras los indultos seguirán demandando amnistía, referéndum o autodeterminación. "¿Dónde van a poner la raya?", ha preguntado.

Calvo: "Ya no cuela"

"Qué antiguo y qué peligroso su discurso", ha respondido la vicepresidenta, que ha denunciado que por culpa de discursos similares han tenido que salir de España "liberales, antifascistas, demócratas y republicanos".

Sin embargo, ha avisado de que esto "ya no cuela" y España está conformada por una "sociedad madura y diversa" en la que "no hay españoles de bien y de mal". "No son los dueños de España", ha reprochado.

El PP a Robles: "¿También usted?"

En un nuevo turno de la palabra, el Partido Popular ha dirigido sus ataques a la ministra de Defensa, exmagistrada del CGPJ y de la Audiencia Nacional, Margarita Robles, lamentando que también apoyara la concesión de los indultos a los líderes del 'procés'. "Sinceramente no lo esperábamos, ¿también usted?", ha preguntado en el Congreso el diputado 'popular' Antonio González Terol.

En la sesión de control al Gobierno, el representante del PP ha recordado que Robles firmó un manifiesto en el año 2012 en contra del uso político del indulto y ha recuperado también unas declaraciones suyas en el año 2014 en el mismo sentido. "Ayer Robles votó contra Robles", ha lamentado preguntándole si tiene "mala conciencia" por ello.

La ministra ha defendido su postura y ha reivindicado la "generosidad" como el mejor complemento de la justicia. Además, ha recordado que el manifiesto del año 2012 fue motivado por un segundo indulto concedido por el Ejecutivo del PP a unos Mossos de'Esquadra condenados por torturas.

"Creo firmemente en la democracia y le pido que respete las competencias de un Gobierno", ha reclamado Robles, que ha explicado que el Ejecutivo ha basado su decisión en los principios de "concordia, tolerancia y generosidad" y reconoce la Constitución, la transición e incluso el humanismo cristiano.

Iceta se revuelve contra los "insultos" de Vox

El ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, se ha revuelto en el Congreso contra los "insultos" de Vox por la concesión de los indultos a los presos del procés y ha asegurado que "España no corre peligro" con el gobierno y que nadie la va a "humillar": "No ha nacido quien me humille a mí y mucho menos a España", ha enfatizado.

La airada respuesta del ministro se ha producido tras la intervención del diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro, quien ha definido a Pedro Sánchez como un "tipo sin escrúpulos" y "un peligro para la democracia", ha llamado al Gobierno "mentiroso, traidor, cobarde y miserable", y ha tachado los indultos de "estafa", "maniobra repugnante" y "cesión ante una pandilla de golpistas enchulados".

"¿Qué más cabe esperar de ustedes? --se ha preguntado el diputado de Vox en la sesión de control en el Pleno del Congreso--. ¿Van a permitir que España se convierta en esa entelequia imbécil de Nación de Naciones? Pues España, ni se humilla ni se vende".

Iceta ha contestado que a lo que se ha comprometido el Gobierno es a abrir un proceso de diálogo y de negociación "dentro de la ley" y preservando la Constitución y los mecanismos y mayoría necesarios para cumplir los eventuales acuerdos. "No va a haber amnistía, ni autodeterminación --ha subrayado--. Va a haber diálogo y política, que es lo que ha faltado en una relación que se ha resquebrajado entre muchos catalanes y el resto de españoles".

Pero lo que no acepta a Vox son "los insultos" y, aunque le gustaría que Gil Lázaro los retirase, da por hecho que no lo hará porque "para eso hay que ser muy hombre". "No ha nacido quien me humille a mí y mucho menos a España --ha añadido--. El cumplimiento de una ley no humilla a España".

RELACIONADO