Alemania evita in extremis el desastre ante Hungría (2-2)

La selección de Alemania se ganó con agonía el billete a octavos de final de la Eurocopa 2020 ante Hungría, con el 2-2 en el Allianz Arena que firmó Goretzka en el minuto 84 y que les cita con Inglaterra, como segunda del Grupo F pese a no merecerlo y con los húngaros eliminados.

Los de Joachim Löw estuvieron con el agua al cuello hasta los últimos minutos. El grupo de la muerte estuvo cerca de serlo para los alemanes, con un 2-2 en el otro partido entre Portugal y Francia que no bastaba. Hungría se vació sin premio, dos veces por delante en el marcador en casa de la favorita.

Después de plantar cara a los otros dos gigantes, Hungría se gustó en Múnich con el 0-1 de Adam Szalai, una jugada perfecta de los magiares. Un cabezazo que sonrojó a Alemania, pero que no trajo una gran reacción. Hummels tuvo un remate al larguero y en una segunda jugada de un córner Ginter estuvo cerca del gol.

Sin embargo, los locales fueron un equipo plano, se fueron al descanso con una estéril posesión del 70% y muchos problemas para generar peligro. Hungría además no renunciaba a hacer daño a la contra. La reacción de Löw fue meter a Kimmich por dentro en la reanudación pero Alemania no cambió su pobre imagen.

Haverts dejó un disparo sin excesivo peligro y lo único bueno para los alemanes era la remontada de Francia ante Portugal. En Múnich, los deberes seguían pendientes y Hungría probando a Neuer a balón parado. A menos de media hora para el final, el 2-2 de los lusos volvía a obligar a al menos el empate a los de Löw.

Una mala salida de Gulácsi la aprovechó la anfitriona para poner el 1-1 con Havertz, pero en el saque de centro Hungría volvió a ponerse por delante con Schafer. La pesadilla alemana hablaba en húngaro y los cambios de Löw no despertaban a los suyos. Sobre la bocina Goretzka salvó a Alemania, para citarse con Inglaterra.

Los de Löw tuvieron la victoria con la desesperada húngara, con las últimas contras de Sané, aún con el susto en el cuerpo, pero fallaron las piernas y pudieron las prisas por pasar el mal trago. Las críticas están servidas en Alemania, aunque estar el martes en Wembley es un buen aliciente para hacer piña en octavos.

ALEMANIA, 2 - 2 HUNGRÍA (0-1, al descanso)

ALEMANIA: Neuer; Ginter (Volland, min.82), Hummels, Rudiger; Kimmich, Gundogan (Goretzka, min.58), Kroos, Gosens (Musiala, min.82); Haverts (Werner, min.67), Gnabry (Müller, min.68) y Sané

HUNGRÍA: Gulácsi; Nego, Botka, Orbán, Attila Szalai, Fiola (Nikolic, min.88); Kleinheisler (Lovrencsics, min.88), Nagy, Schäfer; Adam Szalai (Varga, min.82) y Sallai (Schon, min.75).

GOLES: 0 - 1, min.11, Adam Szalai. 1 - 1, min.66, Havertz. 1 - 2, min.68, Schafer. 2 - 2, min.84, Goretzka.

ÁRBITRO: Sergei Karasev (RUS). Amonestó a Gundogan (min.29) y Sané (min.61) por parte de Alemania. Y a Botka (min.28), Adam Szalai (min.64) y Fiola (min.66)

ESTADIO: Allianz Arena.