España se coloca entre los países europeos con el IVA eléctrico más bajo

La anunciada bajada del IVA sobre la electricidad del tipo general (21%) al reducido (10%) durante 2021 para los consumidores con una potencia contratada de hasta 10 kW, siempre que el precio medio mensual mayorista supere 45 euros/MWh, situará a España entre los que menos gravan este suministro de la Unión Europea (UE).

Según datos de la Comisión Europea sobre los tipos de IVA aplicados en los Estados miembros a 1 de enero de 2020, el tipo más habitual entre los veintisiete es el estándar y sólo tres países imponen el reducido, tres el superreducido y dos regímenes especiales.

Así, Hungría es el país en el que más IVA sobre la electricidad se paga, el 27 %. Tras él se sitúan, con el 25 %, Dinamarca, Croacia y Suecia, seguidos de Finlandia (24 %), Polonia (23 %) y Eslovenia (22 %).

Dentro de la UE, el IVA más común para la electricidad es del 21 %, el que por norma general aplica España, con cinco países con ese tipo impositivo como estándar (Bélgica, República Checa, Letonia, Lituania y Países Bajos). Además, cuatro la gravan al 20 % (Bulgaria, Estonia, Austria y Eslovaquia), mientras que tres tienen el 19% (Alemania, Chipre y Rumanía).

En todos los países anteriormente mencionados, y siempre según los datos de la Comisión Europea, se aplica el IVA estándar, que se sitúa entre el 27 % en el caso de Hungría y el 19 %, en el caso de Alemania, Chipre y Rumanía.

Dentro de la Unión Europea, tan solo cinco países aplican el IVA reducido a la electricidad. Es el caso de Irlanda, con el 13,5 %; Italia (10%), Luxemburgo (8%), Francia (5,5% en la parte fija) y Portugal (13 % en la parte variable, siempre que se cumplan unos requisitos).

Por su parte, Grecia y Malta se sitúan como los países en los que menos gravan la electricidad, al aplicar el IVA superreducido, del 6 % y del 5 %, respectivamente.

En definitiva, todos los países aplican el tipo general, excepto Irlanda, Italia, Luxemburgo, Francia, Grecia, Portugal y Malta. Un grupo a que se unirá España hasta final de año, cuando el Consejo de Ministros así lo apruebe el jueves.

Portugal y Francia, dos regímenes especiales

Dentro de la Unión Europea, Francia y Portugal se sitúan como los países en los que más excepciones hay a la hora de pagar el IVA de la luz. En el caso del primer país, por la parte fija de la electricidad se grava un 5,5 %, mientras que la variable lo hace a un 20 %.

En el caso de Portugal, el Gobierno luso comenzó a tasar el 1 de diciembre de 2020 el IVA de la electricidad en función del consumo para los contratos de baja tensión, con una potencia de hasta 6,9 kW, lo que afecta a 5,6 millones de clientes. En concreto, la tasa bajó del estándar (23 %) al reducido (13 %) en los primeros 100 kilovatios hora (kWH).

Además, el país luso ya había reducido en el 2019 el IVA de la parte fija de la factura de electricidad, del 23 % al 6 % (superreducido) para los hogares con una potencia contratada de hasta 3,46 kW.