El Consejo de Ministros aprueba los indultos y Sánchez asegura que lo hace por "utilidad pública"

Se trata de indultos parciales, por las que se revocan las penas por sedición y malversación, pero se mantienen las inhabilitaciones

El Gobierno ha aprobado este martes, y tal como estaba previsto, los indultos a los nueve presos catalanes en prisión que organizaron el 'procés'. En una declaración institucional, en la que no ha habido preguntas de los periodistas y que ha durado apenas cinco minutos, Sánchez ha asegurado que "el Ejecutivo considera que existe utilidad pública para los indultos", con los que pretende abrir una nueva etapa de diálogo en Cataluña y "restablecer la convivencia". Se trata de indultos parciales, por las que se revocan las penas por sedición y malversación, pero se mantienen las inhabilitaciones. Además hay "condicionalidad" porque los indultos están vinculados a que los indultados no vuelvan a delinquir, según ha explicado el jefe del Ejecutivo. "El Gobierno ha tomado esta decisión porque es la mejor para Cataluña y es lo mejor para España", ha sentenciado.

"El Gobierno piensa en los miles de catalanes que se muestran solidarios con los presos, pero también en aquellos que no respaldaron los actos, pero creen que han cumplido suficiente castigo", ha dicho Sánchez, aseverando que "no piensa que los indultados renuncien a sus ideas, pero sí que estas se produzcan en el marco de la legalidad".

En ese sentido, ha asegurado que, con esta decisión, "la democracia española demuestra hoy su grandeza" y que es "una buena ocasión para que demuestren la suya aquellos que la cuestionan".

"Ahora es el momento de la política de pasar página y de volver a la vía que no se debió abandonar", ha señalado el presidente tras dejar claro que estos indultos "no ponen en cuestión" la sentencia del Tribunal Supremo que condenó a los independentistas, y además insistir en que están condicionados a que los beneficiados no vuelvan a quebrantar la ley.

Según informa 'La Vanguardia', el Tribunal Supremo acordará la puesta en libertad de manera inmediata de los nueve líderes independentistas una vez tenga notificada oficialmente la decisión del Ejecutivo, sin esperar al BOE de este miércoles.

Tras la declaración institucional de Sánchez se ofrece en Moncloa un briefing jurídico y técnico sobre los indultos y, después, se producirá la habitual rueda de prensa que cada martes encabeza tras el Consejo de Ministros la portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para dar cuenta de los asuntos tratados por el Gobierno.

Precisamente, Montero ha garantizado este martes en una entrevista en RNE que si los indultados volvieran a quebrantar el ordenamiento jurídico caerá sobre ellos "todo el peso" de la ley y la medida de gracia "quedará en papel mojado".

Sánchez ya argumentó este lunes, en el acto de Barcelona, que el Ejecutivo ha decido tomar esta decisión de conceder los indultos para afrontar el conflicto que existe en Cataluña y buscar la concordia".

"Pensando en el espíritu constitucional de concordia, propondré al Consejo de Ministros conceder el indulto a los nueve condenados en el juicio del 'procés' que hoy están en prisión", anunció, al tiempo que subrayó que la medida de gracia es un primer paso para el proyecto de reencuentro y concordia que busca para superar el conflicto.

En este sentido, defendió la decisión alegando "su utilidad para la convivencia" y justificó que ahora es el momento de hacerlo porque ya ha acabado la vía judicial con la sentencia firme del Tribunal Supremo (TS), porque el Gobierno está obligado a tramitar las peticiones de indultos y porque cree que la pandemia ha transformado la sociedad: "Nos ha recordado hasta qué punto nos necesitamos los unos a los otros".

"Con este acto sacamos de la cárcel a nueve personas, pero sumamos a millones de personas para la convivencia", subrayó el presidente.

RELACIONADO