Aragonès: "Los indultos suponen el reconocimiento del Gobierno de que las condenas fueron injustas"

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado este martes que la concesión de los indultos por parte del Gobierno central reconoce el "reconocimiento de que las condenas del Tribunal Supremo fueron injustas". En una declaración institucional que ha hecho en la Sala Gótica del Palau de la Generalitat acompañado de todo el Govern, el presidente catalán ha afirmado que los indultos ayudan a generar credibilidad al diálogo y la negociación con el Gobierno central, pero ha pedido la amnistía y pactar un referéndum de autodeterminación: "Es la hora de un referéndum acordado".

Los nueve líderes independentistas en prisión, ha subrayado, saldrán de la cárcel "con la cabeza bien alta y los ideales intactos", con una "voluntad reforzada de construir una república catalana libre y próspera". A su entender, los indultos concedidos por el Gobierno suponen "un reconocimiento de que las condenas fueron injustas" y ayudarán a "aliviar" la situación de los presos y sus familias, de manera que al Govern le "satisface" verlos salir de la cárcel.

Sin embargo, ha recalcado que los indultos "en ningún caso acaban con la represión" al independentismo, ni resuelven "la situación de los exiliados", por lo que el Govern defiende una "amnistía". "Exigimos al Estado que cese toda la represión y se comprometa a trabajar para encontrar una salida acordada al conflicto con Cataluña", ha planteado el president, que se ha hecho eco de la resolución aprobada por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa ayer lunes, que insta a España a "considerar el indulto o la excarcelación de los políticos catalanes condenados por su papel en la organización del referéndum inconstitucional" de octubre de 2017.

Aragonès ha admitido que los indultos son un paso que "ayuda a generar credibilidad en el camino de la negociación y el acuerdo para resolver el conflicto" catalán, aunque para ello debe cesar "toda la represión" contra el independentismo.

El Govern destinará "todos sus esfuerzos a hacer posible esta nueva etapa en la que la negociación, la política, debe ser el espacio para resolver un conflicto que lleva demasiado tiempo enquistado".

"Es la hora de la amnistía y el derecho a la autodeterminación. Es la hora de un referéndum acordado. Es la hora de la solución que genera más consenso interno, que asegura el aval internacional y que garantiza una cohesión social irrenunciable", ha proclamado.

Según Aragonès, "es el momento de volver a hacer política", para "encontrar una salida acordada que respete la voluntad del pueblo de Cataluña". La mejor manera de conseguir la independencia, ha remarcado Aragonès, "es la vía del diálogo, de la negociación, del acuerdo".

Puigneró no descarta la vía unilateral

Horas antes, el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró, de Junts, no ha descartado este martes recurrir a la vía unilateral hacia la independencia, como en octubre de 2017, si la mesa de diálogo con el Estado "fracasa" en los próximos dos años. "Si el Estado no se mueve ni un milímetro es evidente que pasados estos dos años, si la mesa fracasa, abriremos otra vez una vía en la cual no descartamos ninguna posibilidad para ejercer lo que significó el 1-O", ha afirmado en declaraciones a TV3.

Puigneró ha destacado que el independentismo ya ha "demostrado" que el 1-O estuvo dispuesto a recorrer "el camino hacia la independencia utilizando una vía unilateral". "Si ya lo hemos hecho, también estamos dispuestos a volver a hacerlo. Pero preferimos hacerlo de forma pactada", ha recalcado.

Y ha añadido: "Lo volveremos a hacer. Lo único que pedimos es que podamos hacerlo pactadamente. Y si el Estado no quiere hacerlo pactada o dialogadamente, lo tendremos que hacer de otra manera".

Según Puigneró, la Constitución es suficientemente "flexible" como para dar cobertura a un referéndum de independencia como los que han celebrado Escocia o el Quebec.

En cualquier caso, si la mesa de diálogo con el Estado no da resultados en los próximos dos años, la respuesta deberá pactarla "el conjunto del independentismo", como establece el acuerdo de gobierno sellado por ERC y JxCat.

Por otra parte, Puigneró ha celebrado que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobara este lunes una resolución que insta a España a "considerar el indulto o la excarcelación de los políticos catalanes condenados por su papel en la organización del referéndum inconstitucional" de octubre de 2017.

A su juicio, "no es casual" que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "viniese ayer a Cataluña a explicar que hará estos indultos" el mismo día del "revolcón del Consejo de Europa al Estado español".

"Esta ha sido la primera gran victoria política en el exterior" del independentismo, ha opinado Puigneró, que ha reconocido que los indultos serán "bienvenidos" porque son "un elemento de distensión", aunque "esto no resuelve en ningún caso el conflicto político".