Sánchez confirma que el Gobierno aprobará este martes los indultos a los presos catalanes

"Con este acto sacamos de la cárcel a nueve personas, pero sumamos a millones de personas para la convivencia", subraya el presidente

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará este martes los indultos a los presos independentistas encarcelados por impulsar el 1-O. Lo ha hecho este lunes en la conferencia 'Reencuentro: un proyecto de futuro para toda España', que ha pronunciado en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona ante 300 integrantes de la sociedad civil catalana y con la ausencia de miembros del Govern. "Estamos en una realidad que no queremos ninguno, pero que hemos hecho todos", ha dicho Sánchez, que ha incidido en acabar con los reproches y la discordia, apostando por "afrontar el problema y buscar la concordia". Por eso, ha dicho, "mañana propondré conceder los indultos a los nueve presos del 'procés'". El anuncio se ha producido entre gritos de "independencia" y "amnistía" de dos personas de entre el público. A ello, ha contestado Sánchez que "estamos en el teatro de la palabra y todas las opiniones son bienvenidas" y que no ignora que hay personas contrarias a la medida. "Con este acto sacamos de la cárcel a nueve personas, pero sumamos a millones de personas para la convivencia", ha subrayado, a la vez que ha defendido la "constitucionalidad" de la medida de gracia frente a quienes la han criticado.

"Para el acuerdo, alguien debe dar el primer paso. Tenemos que hacerlo mejor de lo que lo hicimos antes. Esta mano a la reconciliación cada vez la aceptan más los ciudadanos catalanes", ha dicho Sánchez, que ha destacado que "nosotros compartimos ese ánimo y hay que desbrozar el camino".

Sánchez ha asegurado que la decisión de indultar no liquida la decisión del Tribunal Supremo, si no que es complementaria, y ha asegurado que "la constitucionalidad de los indultos" está fuera de toda duda. En ese sentido, ha señalado que es una "fórmula de carácter excepcional" recogida en la Constitución, "necesaria en diferentes momentos y que ni cuestiona ni revoca la decisión judicial".

Ha subrayado además que es consciente de que parte de la sociedad catalana y española se opone a su concesión, pero ha reivindicado que "el futuro tiene que importar más que el pasado" y que esta medida "dará a todos la posibilidad de empezar de nuevo y hacer las cosas mejor".

"Si hay un momento para unirnos es este", ha comentado el presidente, que ha abogado por el "diálogo" frente a la "confrontación", pues esta última "no ha servido para resolver ningún conflicto".

"Mañana podamos empezar a cambiar la vida de nueve personas, y espero también -ha añadido- que empecemos a cambiar la historia de todos y de todas", ha repetido.

Así, ha insistido en que los indultos "son un mensaje dirigido, no solo a estas nueve personas que asumieron las consecuencias legales de sus actos desde el primer día", sino que se dirige "al conjunto de la sociedad catalana y española" y de ahí su clara "utilidad pública".

"Es un mensaje, sobre todo, para miles y miles de personas que las apoyaron y que se sienten solidarias con su destino" y, más aún, "para miles y miles de personas que discreparon de su conducta, pero que estiman que ya es suficiente el castigo que recibieron", ha proseguido.

"Vamos a restituir la convivencia, no desde el olvido, sino desde el respeto, el sentimiento y el afecto", ha indicado. A su juicio, "no se puede empezar de cero pero podemos empezar de nuevo".

Fundamentándose en todo ello ha expuesto que su propuesta es "dar paso a un nuevo proyecto de país", una "nueva España" que no concibe sin Cataluña al frente. 

"No podemos empezar de cero, pero podemos empezar de nuevo. Hay camino", ha recalcado antes de proclamar y terminar en catalán y castellano: "Catalunya, catalans i catalanes, us estimem. Cataluña, catalanes y catalanas, os queremos".

Además, cambiando de tema, Sánchez ha pedido "no minimizar" lo que supondrá el acuerdo europeo de recuperación, especialmente para España, no solo en términos de recursos y liquidez, sino porque éste ha acelerado la transición hacia unos futuros Estados Unidos de Europa.

Para Sánchez, también ha llegado "la gran oportunidad" de resolver muchos de los problemas estructurales que llevan condicionando el progreso económico y progreso social tanto en Cataluña como en toda España.

"Es la oportunidad de comenzar a construir juntos el nuevo país que vamos a dejar a las futuras generaciones", ha añadido.

Sin miembros del Govern en el público

Sánchez ha defendido la ya esperada medida ante representantes institucionales de Cataluña y de sectores como el político, empresarial, sindical, cultural, universitario, deportivo, de los medios de comunicación y de asociaciones civiles.

Las principales personalidades que han acudido son la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera.

Entre los representantes políticos, han asistido la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat y presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín; el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni; el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, y varios dirigentes socialistas como Eva Granados, Alicia Romero y Ferran Pedret, además de alcaldes del partido.

También han acudido la presidenta de los comunes en el Parlament, Jéssica Albiach, y el diputado de la formación David Cid; el líder de Units, Ramon Espadaler, y el presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa, mientras que no hay representantes de los partidos independentistas ni de Cs, PP y Vox.

Tanto el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, como el resto de miembros del Govern y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, no han asistido a la conferencia de Sánchez después de haber declinado la invitación.

Del mundo económico destacan el presidente de Fomento del Trabajo, Josep Sánchez Llibre; el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), Pere Navarro; el presidente del Cercle d'Economia, Javier Faus; el presidente de Pimec, Antoni Cañete; el presidente de Renfe, Isaías Táboas, y los secretarios generales de la UGT y de CCOO, Camil Ros y Javier Pacheco.

Y entre los miembros de la sociedad civil están el editor Javier Godó; la jueza decana de Barcelona Mercè Caso; el director del Gran Teatro del Liceo, Valentí Oviedo; la decana del Colegio de Abogados de Barcelona (Icab), Maria Eugènia Gay, además del abogado y uno de los padres de la Constitución Miquel Roca.

Al salir del Liceo, Sánchez se ha encontrado con los abucheos de los 500 concentrados, que han coreado en catalán 'Fuera', 'Botiflers', 'Fuera las fuerzas de ocupación' y 'Libertad presos', entre otras consignas.

Los manifestantes, que también le habían gritado a la entrada, han tirado en la calle poco antes botes de humo rojo, y las banderas que enarbolaban eran independendentistas y de Arran.

Explicará los indultos en el Congreso

El jefe del Ejecutivo comparecerá el día 30 de este mes ante el Congreso para informar de las últimas cumbres europeas "y de la situación política y económica" del país, que incluirá, según fuentes socialistas, sus explicaciones sobre los indultos.

La aprobación de este martes llegará después de que en la última semana haya recibido apoyos significativos. Lo expresaron explícitamente los máximos representantes del lobby empresarial catalán del Cercle d'Economía, también lo avaló aunque con matizaciones posteriores el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y se sumaron a esa corriente a favor los obispos de las diez diócesis de Cataluña.

Unas posiciones que llevaron al líder del PP, Pablo Casado, a recordar que es a los parlamentarios a quienes corresponde abordar cuestiones como la configuración del Estado y no a la Conferencia Episcopal, la patronal o los sindicatos, y a lamentar actitudes "cómplices" con los indultos.

Desde posiciones bien distintas, Aragonés y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, reunidos en Bélgica, advirtieron de que los indultos no son "la solución al conflicto político" catalán e insistieron en reivindicar amnistía y autodeterminación.

ERC, Junts, PDeCAT y la CUP han censurado este lunes que Sánchez haya acudido a Cataluña a hacer "teatro" y "propaganda" con los indultos y han avisado de que no pararán hasta conseguir la amnistía.

Uno de los que será beneficiados por la medida de gracia, el líder de ERC, Oriol Junqueras, dijo este domingo que los indultos son un triunfo para el independentismo porque demuestran las debilidades de los aparatos del Estado ante Europa ya que, con ellos, "el Estado intenta protegerse" ante futuros veredictos de la justicia europea.

RELACIONADO