Laya contesta a Junqueras que los indultos en España son el "perdón de la sociedad" a quien ha cometido "actos ilícitos"

"Creo que es el marco en que deben verse los indultos en nuestro país", asegura la ministra de Exteriores

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha contestado al presidente de ERC, Oriol Junqueras, y ha afirmado este lunes que los indultos a los presos independentistas catalanes son "la expresión de una voluntad de una sociedad de perdonar a quien ha cometido unos actos ilícitos".

"Los indultos en España, previstos, por cierto, en la Constitución, previstos en el ordenamiento jurídico y previstos dentro de nuestro marco normativo, son la expresión de una voluntad de una sociedad de perdonar a quien ha cometido unos actos ilícitos", declaró la ministra a su llegada a la reunión de titulares de Exteriores de la Unión Europea que se celebra este lunes en Luxemburgo.

La jefa de la diplomacia española añadió que se trata de "perdonar, en este caso, en pos y en aras de una mejor convivencia de todos los españoles en Cataluña y en el resto de nuestro país". "Creo que es el marco en que deben verse los indultos en nuestro país", constató.

La ministra se pronunció en ese sentido tras ser preguntada por las declaraciones del presidente de ERC, Oriol Junqueras, en las que aseguraba que los indultos son "un triunfo" para el independentismo, puesto que "demuestran las debilidades de los aparatos del Estado" ante Europa y, así, dijo que con su concesión "el Estado intenta protegerse" ante futuros veredictos de la justicia europea.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Junqueras definió los indultos como "una reversión de algunas de las medidas abusivas" de las que, en su opinión, los dirigentes independentistas han sido objeto.

"Es evidente que cuando estas decisiones se confronten de forma efectiva con la justicia europea no resistirán esta confrontación", auguró, de forma que con los indultos "de alguna manera el Estado también intenta protegerse ante esto". Así, los indultos son "un triunfo" para el independentismo dado que "demuestran algunas de las debilidades de los aparatos del Estado".