Iberdrola pone en marcha la fotovoltaica de Ceclavín en Extremadura, de 328 MW y con inversión de 250 millones

Iberdrola ha iniciado la puesta en marcha de la fotovoltaica de Ceclavín, situada en Extremadura y que con una potencia instalada de 328 megavatios (MW) ha supuesto una inversión de 250 millones de euros, informó la compañía.

El proyecto ha representado un importante impulso para el empleo local que, en momentos punta de construcción, ha empleado a más de 1.140 personas, el 60% de localidades cercanas y el resto de Extremadura.

La planta de Iberdrola suministrará energía a una población equivalente de 175.385 hogares al año y evitará la emisión de 110.000 toneladas de CO2 anuales y su energía verde proveerá de electricidad limpia a los 9.000 puntos de suministro de la red de Orange, tras la firma de un contrato de compra venta de energía a largo plazo (PPA, por sus siglas en inglés) alcanzado con la operadora de telecomunicaciones el pasado año.

El inicio de puesta en marcha de Ceclavín se suma a los proyectos de Núñez de Balboa, Campo de Arañuelo I y II - en Extremadura-, Azaila (Aragón, 50 MW), y Andévalo (Andalucía), puestos en marcha en los últimos meses, hasta superar los 1.000 MW fotovoltaicos operativos en España.

En la actualidad, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán construye otros 1.200 MW de capacidad fotovoltaica y tiene asegurados 4.900 MW hasta 2025. Entre los proyectos fotovoltaicos en construcción destacan los ubicados en Extremadura -Francisco Pizarro, Arenales y otros proyectos en Cedillo- una de las regiones claves de su estrategia renovable fotovoltaica en el país.