África Occidental implantará la moneda común ECO en 2027

La nueva moneda común aumentará el comercio y regulará la economía de la zona ya que ahora Nigeria es el más rico y Níger el más pobre

Los países de la región de África Occidental anunciaron un nuevo plan de lanzamiento de su moneda común, llamada ECO, para 2027, después de que la covid-19 obligara a aplazar el proyecto una vez más.

"Tenemos una nueva hoja de ruta y un nuevo pacto de convergencia que cubrirá el periodo entre 2022 y 2026, siendo 2027 el año de lanzamiento del ECO", dijo en una rueda de prensa a última hora de este sábado el presidente de la Comisión Económica de los Estados de África del Oeste (CEDEAO), Jean-Claude Kassi Brou, tras una cumbre de la organización regional.

"Debido al impacto de la pandemia, los jefes de estado habían decidido suspender la implementación del pacto de convergencia en 2020-2021", dijo Brou.

Desde 1983, la CEDEAO, en su tarea de promover la integración económica de la zona, ha buscado crear una moneda común, pero no lo logró ni en 2009, ni en 2012, ni en 2015, siendo 2020 el último plazo que se había marcado la organización.

Para participar en la utilización del ECO, los países de África occidental acordaron unos criterios de convergencia, entre los que destacan un déficit de menos del 3 %, una inflación inferior al 10 % y una deuda que no supere el 70 % del producto interior bruto (PIB).

En 2018 ningún país cumplió todos los criterios, y en 2017, lo hicieron tres, según datos de la Comisión de la CEDEAO.

Uno de los retos para el lanzamiento de una divisa única ha sido el hecho de que ocho países de la región utilizan el franco CFA, una polémica moneda creada en 1945 por Francia (exmetrópoli en la región).

En diciembre de 2019, la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMOA) -organización de ocho estados de África Occidental que utilizan el CFA- acordó con el Gobierno francés una reforma monetaria que remplazaría el franco CFA de la región (África Central tiene su propio CFA) por ECO.

El acuerdo, sin embargo, mantenía la paridad fija que ya tiene el franco CFA con el Euro, uno de los aspectos más polémicos de esta divisa, algo que podría cambiar cuando se incorporaran el resto de países de la CEDEAO, según el presidente francés, Emmanuel Macron.

Otros países también miembros de la CEDEAO e integrados en la Zona Monetaria de África Occidental (ZMAO) -organización de estados mayoritariamente anglófonos que no utilizan el CFA- no vieron con buenos ojos este anuncio, al considerar que es unilateral y no cumple con lo acordado previamente para la integración económica de toda la región con una única moneda.

Otro reto para el lanzamiento del ECO es que los países de la CEDEAO tienen realidades muy heterogéneas, siendo Níger el país más empobrecido del mundo y Nigeria una de las mayores potencias económicas del continente africano, que representa casi dos tercios del PIB de esta región y es exportador de petróleo, mientras el resto de países son importadores netos.

El objetivo de una divisa común es promover el comercio interregional en la región que, según la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), es muy débil: en 2017, representaba el 9,4 % frente a más del 60 % que existe entre países de la Unión Europea.

Aunque hay quienes señalan que gracias a una moneda única el comercio aumentaría, se trata de un argumento cuestionado por los críticos.

África Occidental está compuesta por dieciséis países: Benín, Burkina Faso, Cabo Verde, Costa de Marfil, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bisáu, Liberia, Malí, Níger, Nigeria, Senegal, Sierra Leona, Togo y Mauritania. Además incluye la isla de Santa Elena.