Varias comunidades critican la retirada de la mascarilla anunciada por Sánchez

Andalucía, Castilla y León o Madrid han criticado el anuncio del presidente por hacerlo de manera unilateral y lo consideran electoralista

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, ha criticado este sábado el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de eliminar la obligatoriedad del uso de la mascarilla en espacios abiertos a partir del próximo sábado, 26 de junio, por no haberlo consultado con las comunidades.

"No es razonable que después de un año y medio de pandemia” y de "supuesta cogobernanza” se tome una “decisión claramente unilateral sin consultar a las comunidades autónomas”, ha declarado Moreno Bonilla en una rueda de prensa en Madrid antes de la toma de posesión de la presidenta de esta comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

Para Moreno Bonilla, este anuncio se ha hecho, “una vez más, utilizando una tribuna institucional para hacer política”, lo que constituye un “uso partidista”.

En la misma línea que el presidente andaluz se han mostrado el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y la recién investida presidenta, la madrileña Isabel Díaz Ayuso que ven en el final del uso de las mascarillas en espacios al aire libre una decisión más política que científica, y ha subrayado la importancia de que una medida de estas características esté basada en la opinión de los expertos.

"Todos estamos deseando que la mascarilla desaparezca de nuestras vidas, pero con prudencia", ha manifestado el presidente castellanoleonés antes de la toma de posesión, y ha incidido en la importancia de que estas medidas se adopten con criterios científicos, "no políticos".

A su juicio, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha abandonado a las comunidades autónomas cuando han tenido que adoptar decisiones "duras y difíciles", pero se ha reservado como propias las decisiones "fáciles y bonitas" como esta.

La presidenta de la Comunidad de Madrid sí está de acuerdo con el fin de la mascarilla pero cree que no responde a criterios sanitarios sino "más bien por efectos demoscópicos y titulares".

En una entrevista en la Cadena Cope, Ayuso ha dado la bienvenida a esta medida, ya que cree que "salvo en espacios cerrados como el transporte público y el comercio" es "innecesario" llevar mascarilla, "sobre todo teniendo un porcentaje de la población vacunada".

Considera que es un paso necesario, pero duda de que se haya dado "pensando en los porcentajes, las distancias y la vacunación" y cree que se ha hecho "más bien por efectos demoscópicos y titulares, que es como gestiona este Gobierno absolutamente todo".

También ha manifestado su sorpresa, al igual que Mañueco, por el anuncio de Sánchez del que ha dicho que "para las cosas buenas él está al frente y para las malas noticias no hay presidente".

Bonilla ha querido insistir en que “hay muchos expertos que están diciendo que es precipitado” y aunque “todos estamos deseando quitarnos la mascarilla”, ha comentado, “en Andalucía no vamos a obligar a nadie a quitársela”.

El presidente andaluz ha asegurado que “cualquier ciudadano que quiera llevarla como elemento de autoprotección va a poder llevarla” y ha opinado que “quedan meses de la mascarilla”, al tiempo que ha insistido en que “no puede funcionar un modelo descentralizado a golpe de impulso y a golpe de imposición”.