La crisis del coronavirus

Sánchez anuncia que eliminará la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores a partir del 26 de junio

El presidente del Gobierno anuncia un Consejo de Ministros extraordinario el próximo jueves para adoptar esta medida

La mascarilla dejará de ser obligatoria al aire libre en España el próximo sábado 26 de junio. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, lo ha anunciado durante su intervención en la clausura de la Reunió Círculo de Economía, que se celebra en el Hotel W de Barcelona, donde ha explicado que convocará un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar la medida.

"Este será el último fin de semana con mascarillas en los espacios al aire libre", ha celebrado el presidente que ha destacado que las previsiones que hizo el gobierno no solo son optimistas sino que se van a quedar cortas, en palabras de Sánchez.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que se trata de un anuncio muy importante para todos los españoles que se une al buen ritmo de vacunación. "Nuestras calles, nuestros rostros, empezarán a recuperar en los próximos días su aspecto normal", ha añadido antes de subrayar que "la alegría de vivir de la sociedad española y la sociedad catalana es la alegría de vivir de sus representantes en las instituciones públicas empezando por el Gobierno".

Con esta medida ha señalado que se volverá a disfrutar de una vida en la calle sin mascarilla y ha rendido homenaje a todos los españoles que han sido disciplinados y al trabajo de los profesionales sanitarios. "Este será el último fin de semana con mascarillas en los exteriores porque el próximo 26 de junio ya no las llevaremos en espacios libres", ha recalcado.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que el Gobierno aprobará esta decisión porque se están cumpliendo "punto por punto y escrupulosamente" todos los objetivos que se habían marcado sobre la crisis sanitaria. "España avanza, avanzamos, vamos dejando atrás lo que llamamos nueva normalidad el pasado verano y nos vamos acercando a la normalidad a secas", ha aplaudido.

También ha ensalzado la labor del Gobierno durante la pandemia, tanto a nivel económico con los ERTE, como la estrategia de vacunación y la gestión del curso académico evitando el cierre de las escuelas, por lo que ha asegurado que han dado una "eficaz respuesta desde todos los ámbitos de la pandemia".

Más de un año con mascarillas

Tras varios meses de debate sobre si el uso de las mascarillas debía de ser generalizado u opcional para evitar los contagios, el 21 de mayo de 2020 fue el primer día en el que los mayores de seis años se vieron obligados a utilizarlas en todos los espacios públicos -abiertos o cerrados- cuando fuera imposible mantener una distancia de seguridad de dos metros. Así lo estableció una orden del Ministerio de Sanidad, que excluía de esta obligación a personas cuyo uso estuviera contraindicado por motivos de salud o a los que salieran a correr o montar en bicicleta. Eximía también de su uso en actividades incompatibles con su utilización, como la ingesta de alimentos y bebidas, y en circunstancias en las que exista una causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

Esta norma iba a perder su vigencia al finalizar el primer estado de alarma el 21 de junio del 2020, pero el real decreto de "nueva normalidad", aprobado unas semanas antes, volvió a imponer el uso de la mascarilla al aire libre, aunque redujo la distancia de seguridad a 1,5 metros.

Pero el repunte de contagios en el verano llevó a las comunidades a imponerla en sus territorios, incluso en situaciones en las que se pudiera mantener la distancia social. Cataluña, Baleares y Extremadura fueron las primeras en hacerlo a principios de julio.

El decreto de nueva normalidad, convertido en proyecto de ley, tuvo una larguísima tramitación parlamentaria que acabó el pasado 30 de marzo con su publicación en el BOE.

En pleno segundo estado de alarma, esa ley de "nueva normalidad", que establecía la obligatoriedad del uso de las mascarillas aún manteniendo la distancia de seguridad de 1,5 metros, en el campo o en las playas, levantó las protestas de varias comunidades, que consideraban que había que aclarar "las excepciones" en su aplicación.

Sanidad tuvo entonces que "modular" la utilización de la mascarilla, que pasó a ser obligatoria en las playas cuando se esté paseando o en situaciones en que no haya distancia de seguridad, pero excluyó su uso durante el baño, la práctica de deporte o en los periodos de descanso en un lugar fijo, tanto en el mar como en piscinas y otros espacios acuáticos.

Para poder poner fin a las mascarillas en el exterior será necesario modificar o redactar una nueva ley de "nueva normalidad". Por el momento no hay más datos sobre esta reforma normativa, ya que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, se ha limitado a señalar que será una iniciativa "acorde al marco legal y de manera coordinada con las comunidades autónomas".

Lo dijo Darias el pasado miércoles en una rueda de prensa en la que esquivó hasta seis preguntas sobre las mascarillas y el fin de su obligatoriedad y que se produjo al término de la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que, pese a las previsiones, no abordó este asunto, por lo que se espera que Sanidad y las comunidades lo analicen la próxima semana. Será en el encuentro que celebrarán un día antes de que el jueves se reúna el Consejo de Ministros extraordinario en el que Sánchez ha anunciado que se aprobará el fin de la obligatoriedad de las mascarillas al aire libre después de trece meses.

Reacciones entre la oposición y las CCAA

El anuncio de Sánchez del fin de uso de la mascarilla en el exterior no ha convencido a las comunidades del PP, que querían haber sido informadas antes, ni tampoco a los principales partidos de la oposición: PP y Vox, que dudan del momento elegido.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha opinado que "el Gobierno acierta cuando hace caso a las recomendaciones del PP", ya que "varios gobiernos autonómicos del PP habían planteado la necesidad de eliminar la mascarilla en espacios abiertos". Y ha indicado que "habría sido bueno que se hubiese establecido un diálogo con las comunidades autónomas" antes de adoptar la decisión.

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, señala en un tuit que se ha tomado la decisión "con el respaldo del mismo comité científico-técnico de siempre, ósea el 'a ver si se deja de hablar de indultos o del ridículo con Biden'. Si, señor !! Rigor científico-técnico siempre !!".

El portavoz nacional, José Luis Martínez Almeida, ha reconocido que se alegra, ya que supone un avance contra la pandemia y en el calendario de vacunación, pero que las gracias hay que dárselas a los gobiernos autonómicos, que son los que han tomado las decisiones. A su juicio, Sánchez "solo anuncia cosas buenas pero no da la cara cuando vienen mal dadas".

El presidente de Vox, Santiago Abascal, en otro tuit, indica que les tacharon de suicidas por querer acabar con las mascarillas en exteriores y ahora les dan la razón "para tapar la vergüenza de los indultos, el saqueo de la luz y el robo de la gasolina". "Para Sánchez -añade- nuestras libertades son mercancía con la que traficar".

Mientras que la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en la misma red social, recuerda que llevan semanas pidiéndolo y que el jueves  el PSOE votó en contra de su propuesta de eliminar la mascarilla obligatoria en exteriores. "Celebramos -precisa- que el Gobierno de Sánchez rectifique y aplique por fin la evidencia científica y el sentido común en este sentido".

 

Desde las comunidades, la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado ha afeado a Sánchez que no se haya informado antes a las autonomías en el seno de los consejos interterritoriales del fin del uso obligatorio de las mascarillas. Ha señalado que le hubiera "encantado" conocer antes la medida, mientras que el portavoz del Ejecutivo, Francisco Igea, ha dicho que esta no es la manera de ejercer la cogobernanza.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha dado la bienvenida al fin de las mascarillas, que ha calificado de "decisión política", cuando las decisiones en una pandemia siempre se tienen que tomar con carácter sanitario y no político. Ha recordado que Galicia, así como otras comunidades, pedían desde hace tiempo en el Consejo Interterritorial de Salud un protocolo para determinar cuándo y cómo eliminar en exteriores la máscara por se innecesaria.

En parecidos términos se ha expresado el consejero de Presidencia de Andalucía, Elías Bendodo, que ha criticado que se haya tomado sin consensuar con las autonomías y el vicepresidente, Juan Marín, ha dicho que la Junta seguirá recomendando su uso, aunque no sea obligatorio.

Al presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, le "parece bien" que la mascarilla deje de ser obligatoria "porque es una pesadilla", más ahora en verano, pero afirma que él seguirá usándola "salvo cuando esté al aire libre", con pocas personas y con distancia "y que no haya aglomeraciones".

El Gobierno valenciano aboga por que sea "la prudencia" la que marque las decisiones relacionadas con la pandemia, por lo que esperará a ver cómo se regula el uso de la mascarilla en el Consejo de Ministros extraordinario de la próxima semana para valorar la decisión que se adopte, ha afirmado su vicepresidenta, Mónica Oltra.

La consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, se ha mostrado "totalmente de acuerdo" con su eliminación en exteriores, por ser "el momento oportuno" y "un primer paso" que la comunidad está en condiciones de dar.

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, ha señalado que se asumirá "sin problemas y con ilusión" la decisión y ha aconsejado "mantener la prudencia, la distancia y la higiene de manos".

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) celebra el anuncio de Sánchez de terminar con el uso obligatorio de la mascarilla en espacios abiertos a partir del 26 de junio, medida que ya fue solicitada por OCU el pasado 6 de mayo, al considerar que en ese momento la obligatoriedad de llevar mascarilla en espacios al aire libre donde sea posible mantener la distancia de seguridad era innecesario "a la luz de la evidencia científica acumulada y en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud".