Los infartos en Alemania aumentaron durante el Mundial de 2014, según un estudio

La Copa Mundial de la FIFA de 2014 se asoció a un mayor número de ingresos hospitalarios por infartos en Alemania en comparación con el mismo período de tiempo -del 12 de junio al 13 de julio- de los años anteriores y posteriores (2013 y 2015).

El Mundial no se asoció con mayores tasas de muerte por infarto en el hospital, salvo en el partido final entre Alemania y Argentina, según un estudio publicado en Scientific Reports.

Estas observaciones sugieren que un mayor estrés mental ante los grandes y populares eventos deportivos, como la Copa del Mundo, puede motivar la aparición de eventos cardiovasculares.

En este sentido, los autores apuntan que su investigación podría utilizarse sobre las formas en las que se planifican las capacidades de los hospitales en momentos de potencial aumento del estrés.

Los responsables del trabajo son investigadores de la Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia y para llegar a sus conclusiones compararon los ingresos y la mortalidad hospitalaria por infarto de miocardio en Alemania en cuatro períodos de tiempo.

Durante el Mundial, del 12 de junio al 13 de julio de 2014, y durante tres períodos sin grandes eventos futbolísticos, del 12 de junio al 13 de julio de 2013, del 12 de junio al 13 de julio de 2015 y entre el 14 de julio y el 14 de agosto de 2014.

Los autores no detectaron diferencias en el número total de pacientes con infarto de miocardio en el hospital durante los meses de junio y julio en los años que van desde 2011 a 2015, salvo en 2014, año en el que sí observaron un mayor número de admisiones por esta causa.

El equipo, liderado por Karsten Keller, constató que hubo 18.479 ingresos hospitalarios por infarto de miocardio en Alemania durante el Mundial de 2014, lo que supuso un 3,7% más que durante el mismo período de 31 días en 2015 (17.794 ingresos).

Un 2,1% más que durante el mismo período de 31 días en 2013 (18.089) y un 5,4% más que entre el 14 de julio y el 14 de agosto de 2014 (17.482 ingresos).

No se encontraron distinciones en las características de los pacientes, como en factores de riesgo cardiovascular o comorbilidades.

Tampoco hubo diferencias en cuanto a la mortalidad hospitalaria, aunque sí se registró un mayor incremento de esta el día de la final entre Alemania y Argentina, que terminó con un 1-0 tras la prórroga.

En concreto, se observó un aumento de la mortalidad hospitalaria del 7,9-9,3% al 12% el día de la final de la copa.